18 de junio de 2019
18.06.2019

Inician en Arnao (Castropol) la carta arqueológica subacuática de Asturias

El documento se hará mediante un convenio firmado entre el Principado y la Armada, que ayer inspeccionó el pecio de la ensenada de Llan

18.06.2019 | 01:10
La directora de Patrimonio, Otilia Requejo, conversa con el comandante Ángel Lozano, el arqueólogo Miguel San Claudio, el comandante naval de Gijón, Carlos Orueta, y la técnica de Patrimonio, Yolanda Viniegra (tapada), ayer, antes de iniciar la inspección del pecio de la ensenada de Llan.

El Principado quiere saldar su asignatura pendiente con el patrimonio sumergido y está dando los primeros pasos para confeccionar su primera carta arqueológica subacuática. El documento, clave para identificar y proteger los yacimientos bajo el mar, se realizará gracias a un convenio que se va a firmar próximamente con la Armada Española. Ayer se hizo la primera acción sobre el terreno con el chequeo del pecio localizado en 2007 en Arnao y que, según la hipótesis que se maneja, son restos de las fragatas "La galga de Andalucía" y el "San Francisco", hundidas en 1719 en la bocana de la ría del Eo.

La directora regional de Patrimonio, Otilia Requejo, se desplazó ayer a Ribadeo para acompañar a los profesionales en esta visita al pecio. Requejo destacó la colaboración establecida con la Armada, con la que se empezó a negociar en 2018: " Nos permitirá disponer de la capacidad profesional y con los medios materiales y humanos de la Armada para contribuir a la defensa del patrimiono subacuático asturiano".

Además del pecio de la ensenada de Llan, en Arnao, está previsto evaluar otros conocidos en puntos como Bañugues y Ribadesella. Requejo indica que son alrededor de cinco o seis en toda Asturias, ya que, al tratarse de una costa abrupta y con pocas rías, son escasos los pecios que se mantienen en buen estado de conservación. "Será información de sumo interés para el patrimonio y la historia de Asturias", añadió.

La directora, que estuvo acompañada por el comandante naval de Gijón, Carlos Orueta, se mostró cauta con respecto a acciones más exhaustivas de investigación como la que estos días se está realizando al otro lado del Eo, en el galeón del siglo XVI hallado en el canal de navegación del puerto de Ribadeo: "Lo que nos interesa es empezar a confeccionar la carta, inventariar y localizar, para luego evaluar el estado de los restos y ver qué se puede hacer a medio o largo plazo". Precisamente, se aprovechó que la Unidad de Buceo de Ferrol está estos días participando en la excavación parcial del galeón del Eo para cerrar esta visita a la ensenada de Llan. El comandante de dicha Unidad, Ángel Lozano, explicó que, con la identificación oficial de estos restos, se consigue "mantener la seguridad y la vigilancia".

El famoso pecio de Arnao fue descubierto en 2007 por un grupo de buzos de Figueras. Tras un fuerte temporal afloraron restos de unos catorce cañones, además de restos cerámicos, una posible viga y bolas de cañón. Precisamente, el pasado febrero Cultura puso en marcha el expediente administrativo para incluir estos restos en el Patrimonio Cultural de Asturias, con la categoría de yacimiento arqueológico inventariado. En su día fueron muchas las voces que desde Castropol reclamaron una investigación exhaustiva de este yacimiento de cara a la posible extracción de estos restos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook