19 de junio de 2019
19.06.2019

El Camino de Santiago, lleno de agua y de barro a su paso por Porciles

19.06.2019 | 01:02
José Miguel Hernández cruzando el charco, en Porciles.

Una gran charco y una fuerte pendiente escalonada, en la que en su día hubo unas escaleras y de las que ahora quedan algunas maderas y hierros salientes, suponen verdaderos obstáculos para los peregrinos que transitan por el Camino de Santiago Primitivo, tras pasar el pueblo tinetense de Porciles.

Un peregrino habitual de esta ruta y que tiene una guía sobre ella en una página web, José Miguel Hernández, reclama una solución para este tramo y así lo ha trasladado tanto al Ayuntamiento como a la Dirección General de Patrimonio. Explica que en este caso las soluciones pueden ser sencillas y no conllevan grandes inversiones.

Propone que bien se drene la zona anegada de agua, que permanece en ese estado durante todo el año, o que se negocie con el propietario de la parcela de monte colindante para habilitar el paso por ella, hoy en día cerrada con alambrada. Para evitar las escaleras, simplemente pide que se cambie la señalización para indicar al peregrino un camino alternativo que bordea las escaleras y que estas se cierren al paso debido a su peligrosidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído