20 de junio de 2019
20.06.2019

Clase marinera en Tapia

El club marítimo Orrio organiza talleres para que los escolares del concejo conozcan "las tradiciones y la vida que hay en el puerto"

20.06.2019 | 00:46

"Es una pena que esto desaparezca porque también es Tapia", dice con nostalgia el pescador deportivo Eduardo Díaz mientras observa cómo Isidro González enseña los pormenores de una rula de pescado a un grupo de escolares del colegio Príncipe de Asturias. Y es que los chavales participaron ayer en una jornada muy especial ideada por el club deportivo y marítimo Orrio con el objetivo de que se familiaricen con la cultura propia de una villa marinera. "Queremos que conozcan estas tradiciones y la vida que hay en el puerto", apuntó el presidente del club, Julio Villadonga.

La entidad diseñó diferentes talleres en los que los niños pudieron descubrir infinidad de curiosidades de la vida marinera: desde cómo se hacen los nudos marineros y cómo se empata un anzuelo hasta cuáles son las partes fundamentales de una embarcación y cómo funciona una rula de pescado. También se hicieron visitas guiadas a los barrios marineros de San Sebastián y San Blas, así como al faro de la villa. Y, como complemento, se incluyó un taller de iniciación al golf, de la mano de los golfistas del club tapiego Cierro Grande.

"Mis hijos se criaron en el muelle, en el chalano todo el día, y es importante que los críos tengan contacto con este ambiente que está a punto de desaparecer", continúa Díaz, que es tesorero del club Orrio. Algunos marineros veteranos que se acercaron a contemplar los talleres coincidieron con esta visión: "Lo tienen al lado de casa, pero no lo conocen, ya no se ven críos en botes por el muelle, que antes era lo normal".

Al marinero jubilado Jesús Fernández le parece estupendo que los niños conozcan estas tradiciones. Él, que se pasó "toda la vida navegando", no es capaz de explicar quién y cómo le enseñó a hacer los nudos marineros que ayer explicó a los chavales, porque era algo que se aprendía de manera natural. Hay cientos de nudos, explicaron los veteranos, aunque los más importantes son el "nudo llano", el "as de guía", "ballestrinque" y "vuelta de escota". "La función es amarrar, que quede bien atada la lancha y que se suelte fácil", explicaron ayer a los pequeños, asombrados por la dificultad de algunos lazos.

La directora del Príncipe de Asturias, M.ª Cruz García, se mostró encantada con la propuesta del Orrio y lamentó la desconexión de las generaciones actuales con la cultura marinera: "Son niños que no conocen su entorno inmediato. Es importante que los que saben se lo enseñen porque son los que pueden transmitir esa cultura que, si no, se perderá".

Al concejal popular tapiego Pedro Fernández, también integrante del Orrio, le tocó enseñar las partes de una embarcación y la utilidad de aperos antiguos como el "espejo". "Las cuadernas son las costillas de una lancha de madera y la bágara es la pieza que las une a todas por dentro", explicó a los pequeños en su pormenorizada descripción. "Se trata de que tengan una idea de la historia marinera de Tapia y de todo lo aledaño", precisó.

En la Cofradía de Pescadores San Pedro de Tapia, Isidro González ejerció de guía. Les enseñó las estancias de la cofradía y también cómo se hace una rula de pescado, un quehacer que ya es historia de la villa, pues desde hace alrededor de un año no hay venta de pescado en la cofradía tapiega. "Esta actividad está muy bien, los nenos tienen que darse cuenta de las cosas y, de paso, concienciarlos para evitar que se sigan tirando plásticos al mar porque es una vergüenza", añade Díaz, que tiene claro que a sus nietos les va a inculcar su pasión marinera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook