25 de junio de 2019
25.06.2019

El kiosco del hospital de Jarrio sale a licitación por 100 euros al mes durante dos años

La gerencia apuesta por establecer una cuota "simbólica" para facilitar que se recupere el servicio, cerrado desde el 1 de diciembre

25.06.2019 | 01:10

El kiosco del hospital de Jarrio acaba de salir a licitación por un canon mínimo de 100 euros al mes (IVA incluido) durante un período máximo de dos años, más dos prórrogas de doce meses cada una. Es decir, el valor total estimado del contrato para el período de cuatro años sería de 4.800 euros. Los interesados tienen de plazo hasta el 18 de julio para presentar ofertas a la reapertura de este equipamiento tan demandado y que está cerrado al público desde el pasado 1 de diciembre.

Así lo expone la Gerencia del Área Sanitaria I en el pliego de prescripciones técnicas para la contratación, con la que, dice, "se pretende ofrecer una solución y una respuesta a la demanda de los usuarios del hospital, relativa a los productos de venta habitual en este tipo de negocios". La gerente del Área, María Ángeles Miranda, explicó ayer que se estableció "una cuota mensual simbólica" con el objetivo de que sea posible la reapertura del establecimiento.

El pliego establece una serie de obligaciones para el gestor, como que debe explotar el kiosco de manera directa y personalmente, por lo que se prohíbe expresamente el subarriendo. También se le exige que atienda a la clientela "con respeto y cortesía", pudiendo resolverse el contrato si se incumple esta pauta. Se establece, además, un horario mínimo de apertura (puede ampliarse a petición del adjudicatario) para los días laborales, de diez a dos por las mañanas y de cuatro a siete por las tardes, mientras que los sábados debe abrir de doce a dos, y de cinco a siete de la tarde. Estas normas también establecen la prohibición de vender bebidas alcohólicas, flores naturales, plantas vivas y tabaco.

La plataforma "Salvemos nuestro hospital", que creó el PP, lamenta que hayan pasado siete meses desde que anunció el cierre del kiosco, pero confía en su pronta reapertura: "Es un servicio muy importante para pacientes y acompañantes, que hace un poco más llevaderas las estancias en el hospital".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook