30 de junio de 2019
30.06.2019

El plan para el Chao Samartín es "un atentado", dice el colectivo de arqueólogos

La asociación cree que si el proyecto se ejecuta quedarán borradas fases de ocupación

30.06.2019 | 00:38

La Asociación Profesional de Arqueólogos, Conservadores y Museólogos de Asturias (APACMA) solicita que se retire el compromiso de financiación y que se impida la ejecución del proyecto de consolidación del castro del Chao Samartín, en Grandas de Salime. Los profesionales aseguran que de llevarse a cabo el proyecto sería "un atentado que en ningún modo pueden consentir las administraciones públicas".

La asociación especifica errores del proyecto en el sentido arqueológico, de restauración y museológico. En cuanto a la primera área, señalan que detectan "un desconocimiento profundo e injustificado de los pormenores de la historia del yacimiento, que deriva en una propuesta que hurta la dimensión diacrónica en la exhibición de la ruina, por lo que fases enteras de su ocupación serán borradas".

Desde el punto de vista de la restauración, critican que "se desprecian principios fundamentales de las recomendaciones internacionales en cuanto a conservación y restauración del patrimonio". Por último, alertan que tras analizar la documentación perciben "desatención a criterio museológico alguno, con manifiestas irregularidades en la tramitación administrativa del expediente".

Por todo ello, la asociación afirma que el proyecto "es insostenible" y muestra su "radical desacuerdo" con él. Además, lo considera "viciado desde su concepción" y no duda en afirmar que "entraña severos riesgos de generar daños irreparables en un Bien de Interés Cultural". Ante este análisis, reclama tanto al Ayuntamiento de Grandas de Salime como a la Consejería de Cultura y al Ministerio de Cultura que retiren los compromisos de financiación e impidan la ejecución de "tal desatino", subrayan.

Con esta queja, la Asociación Profesional de Arqueólogos, Conservadores y Museólogos de Asturias se suma a la reciente denuncia pública realizada por la Asociación de Restauradores Conservadores de España (ACRE), que considera que el proyecto propuesto "carece de sentido conservador".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook