09 de julio de 2019
09.07.2019

El Puente Romano cangués tendrá un aforo limitado durante el disparo de la Descarga

El Ayuntamiento estudia la capacidad de la zona para acotar el paso - de público y evitar que se cierre el acceso por razones de seguridad

09.07.2019 | 01:04
La peña "El Reencuentro" en la Descarga del año pasado, con el Puente Romano al fondo.

Cangas del Narcea ultima los preparativos para disfrutar de sus fiestas patronales del Carmen y la Magdalena, cuyo día central tendrá lugar dentro de una semana. Mañana está previsto que se celebre la última reunión de la Junta de Seguridad de la fiestas, donde se acabarán de tomar decisiones importantes, como cuál será la cantidad de gente que podrá acceder al Puente Romano acompañando a la Virgen del Carmen en procesión y permanecer en él durante el disparo de la esperada Descarga, que organiza la Sociedad de Artesanos. Sobre la mesa de la Junta de Seguridad se ha puesto la posibilidad de cerrar el acceso al público, algo que el Ayuntamiento no está dispuesto a permitir que llegue a ocurrir.

Para evitar el cierre total del puente al público, el Ayuntamiento está estudiando qué aforo sería el "razonable" para ese espacio y presentará ante los miembros encargados de velar por la seguridad de las fiestas una propuesta de acuerdo. "No concibo una Descarga sin la gente en procesión en el Puente Romano, por eso estamos trabajando para llegar a un acuerdo y que las fiestas sigan siendo como siempre", explica el alcalde, José Víctor Rodríguez.

El principal temor para plantear el cierre del puente al público es que pudiera producirse una avalancha de gente y que la estrechez del paso no permitiese su correcta evacuación. Por ello, la propuesta municipal es analizar el espacio y dejar que se complete con un número de personas asumible ante esa eventualidad.

La seguridad también aumentará en la organización de las tiradas de las peñas de la pólvora. A raíz de la explosión que se produjo la noche del 21 de julio del año pasado durante una tirada de varias peñas, se pondrán en marcha nuevos protocolos. El principal es la coordinación a la hora de dar inicio al disparo de voladores. Cada peña tendrá un responsable de comunicación que estará pendiente de un "walkie talkie" a través del cual se recibirá la autorización para dar inicio a la tirada desde el centro de coordinación, así como dar aviso si hubiera alguna incidencia por la que se tuviera que parar el disparo.

Además, este año las peñas tendrán contratada seguridad privada para vigilar la zona donde se ubican los elementos pirotécnicos listos para dispararse.

Los peñistas también pasaron por cursos de formación para tener en sus peñas a personas con título de Responsables de Grupos Consumidores Reconocidos como Expertos, que se desarrollaron en el mes de mayo, y la Federación de Peñas trabaja para que la normativa sobre el uso de artículos pirotécnicos y cartuchería se adapte en Asturias, ya que a nivel nacional está en vigor desde 2015.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído