10 de julio de 2019
10.07.2019

Un Carmen sin plástico

"Buscamos cambiar el chip", dice la peña "La Polvorilla", que vende vasos reutilizables decorados para las fiestas de Cangas del Narcea

10.07.2019 | 01:00

Reducir el consumo de plástico durante la celebración de las fiestas del Carmen y la Magdalena de Cangas del Narcea es el objetivo que se ha marcado la peña femenina "La Polvorilla", y para conseguirlo ha puesto a la venta unos vasos reutilizables para que la gente se anime a llevarlos durante las noches de fiesta y tome en ellos sus consumiciones. La idea es que tanto las peñas, durante sus cenas, como los propios bares puedan reducir el gasto en vasos de plástico si los consumidores llevan el suyo propio. Precisamente cargar con el vaso durante toda la noche podría ser un problema para que la iniciativa prosperase, por eso el diseño incluye un enganche que permite poner una cinta y llevarlo colgado.

"Intentamos reducir el gasto que produce una persona en una noche, que puede tomarse 8 bebidas y son 8 vasos que van a parar al suelo en poco tiempo y para hacerlos se gasta agua, energía y además tienen una vida como residuo de 100 años", explica Laura Bermúdez, tesorera de la peña e impulsora de la iniciativa.

Los vasos que vende la peña también son de plástico, pero más resistente para poder ser reutilizado, e incluso se pueden devolver a la empresa fabricante, quien se encarga de reciclarlos y darles una segunda vida. Además, tienen un llamativo diseño con imágenes sobre las fiestas y el concejo, con la vista puesta en que la gente lo guarde y quiera seguir utilizándolo en próximos años. "Con esta iniciativa no buscamos ganar dinero, sino cambiar el chip a la gente de que debemos reducir los residuos que generamos, reutilizar y, si se va a tirar, reciclarlo", explica Bermúdez, que considera que es necesario concienciar sobre el cambio climático y que con pequeños gestos todas las personas tienen la capacidad de ayudar a minimizarlo.

La propuesta ha tenido una acogida que la peña no esperaba. Recibieron el encargo de 700 vasos para distribuirlos por diferentes peñas de las fiestas y otros 250 para un guateque que se celebrará la noche del día 13, quedándose con otros 200 más que pusieron a la venta durante la Romería del pasado sábado. Con el dinero que recaudarán de su venta organizarán, para después de las fiestas, unas brigadas de limpieza que se encargarán de recoger basura y las varas de volador por diferentes zonas de la villa, terminando la jornada con una espicha para los participantes.

Además, tras la celebración del Arbolón, tradición en la que se corta un árbol para colocarlo enfrente de la capilla del Carmen, decidieron plantar 5 árboles más en la zona donde se taló para mantener la repoblación de árboles, iniciativa que quieren mantener en los próximos años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook