08 de septiembre de 2019
08.09.2019

"Me devuelve a mi raíz", dice Laureano García del premio "Avellana de Oro"

El defensor del Camino de Santiago del Interior califica Allande de concejo "hospitalario y recio"

08.09.2019 | 01:31
El alcalde, José Manuel Mesa, y el presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago Asturgalaico del Interior, Laureano García, en la entrega del premio "Avellana de Oro".

"Todo lo que me está pasando hoy en Allande me devuelve a mis raíces y me hace allandés para el resto de mis días". Lo dijo ayer durante las fiestas patronales de Pola de Allande el presidente Asociación de Amigos del Camino de Santiago Asturgalaico del Interior, Laureano García.

El tinetense de nacimiento recibió emocionado, por la mañana, el premio "Avellana de Oro" y pregonó por la noche los festejos. García hizo un repaso de su historia familiar, esa que le vincula a un concejo "vecino". "Los datos que tengo de mis antepasados en esta tierra se pierden en los primeros años del siglo XVII con un primer José Zardain Fernández, casado con Francisca Rodríguez, ambos de Villafrontú. Un hijo de ellos, de nombre Antonio Zardain Rodríguez, contrajo matrimonio con una vecina de Figueras llamada Teresa. Tuvieron un hijo, Ceferino Zardain Álvarez, nacido en Figueras en 1840. Fue mi bisabuelo por parte de padre", contó.

García tuvo palabras de agradecimiento para un concejo comprometido con la ruta jacobea del interior. "Siempre hubo un importante apoyo de las autoridades allandesas y de los vecinos de este municipio", dijo y calificó Allande de concejo "bello, fuerte, entrañable, hospitalario y recio". García también destacó los dos itinerarios jacobeos, "no transitados por los peregrinos", que pasan por este territorio. "Uno viene de Tineo por Arganza, donde hubo hospital de peregrinos y por El Pueblo entra en el municipio allandés; el otro procede del puerto de Leitariegos. Ambos se unen en Celón", informó. Laureano García, que mostró su eterno agradecimiento a los asistentes, recibió sentidos aplausos en los dos actos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook