09 de septiembre de 2019
09.09.2019

Un polémico pregón en las fiestas de Ortiguera

Los inadecuados elogios a la gestión del exalcalde socialista de Coaña Celestino González

08.09.2019 | 23:39
Un polémico pregón en las fiestas de Ortiguera

Ante la sorpresa general de mis vecinos de Ortiguera, tras oír el pregón de las fiestas patronales de la localidad que tuvo lugar el pasado 24 de agosto, me veo en la obligación de exponer en esta tribuna mi opinión. No sólo como ex alcalde del concejo de Coaña, sino como vecino del mismo me siento en la obligación de defender, en honor a la verdad y a la justicia, la historia de nuestro querido Concejo.

El pregón que da inicio a unas fiestas patronales ha de ser un momento de celebración, un momento entrañable para todos los vecinos. Y eso es lo que, lamentablemente, no ha ocurrido este año en Ortiguera. El pregonero elegido, una persona de indiscutible trayectoria profesional y personal, don Francisco Ortega Suárez emocionó a los presentes con sus evocaciones de momentos y personas con las que compartimos gratos y cariñosos recuerdos. Pero se enfrentó a tal reto desde una posición en la que su respetable vinculación y afinidad por unas determinadas siglas políticas se antepusieron al amor por la tierra a la que estaba homenajeando. Así fue al referirse a la gestión y supuestos logros del exalcalde socialista Celestino González, Tino del Rey.

Me atrevo a decir que la sorpresa general ante sus palabras se convirtió en auténtica estupefacción cuando otorgó al más polémico gestor municipal de nuestro Ayuntamiento honores que en ningún caso le corresponden. Y no es ésta una opinión personal de quien les escribe, no es un alegato político, es la manifestación clara y llana de una realidad contrastable. Su cuestionado mandato, envuelto siempre en la sombra de la corrupción, firmó las páginas más negras del municipio de Coaña cuando ni siquiera pagó a sus propios vecinos al expropiar las tierras que tanto trabajo les había costado mantener, para hacer un polígono que nunca llevó a término. Solucionar tal despropósito se convirtió para mí y para mi equipo de gobierno en una prioridad absoluta. Me consta que sus vecinos han celebrado superar y dejar muy atrás su recuerdo. Por eso su estupor ante una proclama que le atribuye éxitos y méritos que están muy lejos de corresponderle, casi el mismo estupor que me causó a mi al encontrarme todo el patrimonio municipal embargado a mi llegada al Ayuntamiento. No podemos olvidar que Celestino González fue inhabilitado para el ejercicio de cargo público.

No busco mediante estas líneas atribuirme elogio alguno, pues así como no lo he anhelado a lo largo de mi vida política, mucho menos lo hago ahora, alejado ya de la vida pública y sintiéndome más que recompensado por el cariño y reconocimiento diario de mis vecinos. Si me dirijo a ustedes no es solo por mí, lo hago, como antes en muchas ocasiones, para dar voz a gran parte de mis vecinos y amigos del Concejo. Y me consta, porque así me lo han transmitido muchos de ellos presentes en el pregón, que han sido numerosas las sensibilidades heridas.

Espero que comprendan que no puedo quedar impasible ante quien mancilla la memoria de nuestro querido concejo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook