09 de septiembre de 2019
09.09.2019

Porcía, la fiesta que "lo tiene todo"

"Aquí no hay pega", dicen los fieles de la romería de los Remedios, un clásico para muchas familias de la comarca

08.09.2019 | 23:39

La coañesa Blanca Esther Álvarez acude todos los años a la romería de los Remedios de Porcía porque es una fiesta que "lo tiene todo". "Aquí no hay pega: si hace buen tiempo, lo pasas estupendamente", cuenta. En la alameda se reunen en el festivo de la comunidad miles de personas dispuestas a disfrutar de comida y baile campestres.

La zona de fiesta es un hervidero de gente a partir del mediodía. Es la misa la que anuncia el inicio de la jornada festiva, pero son muchas las personas que, antes, cumplen con la tradición y buscan hueco para su grupo de amigos o familiares. "Hay que reservar sitio, poner la mesa y las sillas y hacer eso que vimos desde niños", dice risueño Ángel Fernández. Él, como buen convecino de Barres, conoce "demasiado" la romería. Cada año, pone a enfriar las botellas de bebida (colocadas en una bandeja de madera y sujeta la última de una cuerda), en el río Porcía. "Es una tradición", dice su hija Beatriz, quien añade que todos los años "hacemos lo mismo". En esta edición no faltó ni la tienda de campaña para los que tras la copiosa comida necesitaron siesta.

Pablo Suárez acude cada año a pie, haciendo la ruta que separa la casa de su esposa de La Caridad de la alameda. Va acompañado de su inseparable bastón y de sus ganas de disfrutar de una jornada "a la que venía a ligar cuando era joven", cuenta. Para Luisa Méndez "Porcía siempre es especial". Ella acude desde que era bebé. Lo sabe por las fotos que guarda en la casa familiar de sus padres, de Valdepares. "Tenemos las clásicas imágenes en blanco y negro, donde salimos todos juntos; por eso Porcía un clásico en nuestra agenda y una fiesta que, pese a vivir en Siero, no me pierdo nunca", señala. "Hay que crear estos espacios para la familia", añade. La romería tiene además opciones para todos los gustos. Mientras unos prefieren mostrar a sus respetos a la virgen en la capilla, otros se suman al alegre desfile que parte de La Caridad a media mañana. Al llegar a la alameda, "retumba hasta el prado", dice Javier Pérez, vecino de Gijón con raíces franquinas y "fan por siempre" de los Remedios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook