16 de septiembre de 2019
16.09.2019

"Falta un plan de difusión y apoyo del arte asturiano", dice Ferrero en El Franco

El fotógrafo avilesino, que expone su obra en una sala de La Caridad, lamenta que "la cultura sigue sin ser una prioridad" en el Principado

15.09.2019 | 23:27

El fotógrafo avilesino José Ferrero expone en La Caridad la muestra "Notas, apuntes, garabatos y bocetos", que abrió el fin de semana al público en la sala de exposiciones As Quintas de El Franco. Defendió el "interesante" panorama creativo asturiano, aunque lamentó que no exista un respaldo más decidido al arte regional: "En cuanto a apoyos, la situación es nefasta. Falta un programa de difusión y apoyo del arte asturiano, que es lo más elemental, solo se hacen cosas puntuales".

El avilesino, que aplaudió el "lujo" que constituye la sala franquina de As Quintas, lamentó que la cultura "siga sin ser una prioridad" en Asturias, algo que calificó de "torpeza". Ferrero, en la línea con otros artistas que pasaron antes por la misma sala, piropeó la brillante gestión que hace el colectivo Amigos de As Quintas: "La sala es una maravilla y que se haga una gestión tan elegante de la obra y el espacio demuestra que no siempre hace falta un gran presupuesto, sino tener ideas claras y querer".

Ferrero expone en La Caridad una selección de alrededor de cincuenta fotografías en las que muestra "elementos sencillos, nada espectaculares, porque creo que cuanto más sencillo es el objeto, mejor". Ferrero explica que es un tipo de "obra fresca fruto del contacto con la naturaleza" y captada en los más diversos lugares: desde París o la Bretaña francesa a su tierra avilesina.

El título de la muestra ("Notas, apuntes, garabatos y bocetos") lo justifica en la necesidad de aprendizaje continuo, en la idea de que todo lo que está haciendo "son bocetos de la que algún día será la gran obra". Cuenta que el "leitmotiv" de su propuesta se resume en la frase "descubrir el mundo, enfrentarlo y crear uno propio" y, por eso, invita al espectador a entrar en su universo y a detenerse en cada propuesta. Sus fotografías, en pequeño formato, obligan a mirar de cerca y pararse para ver más allá de la primera impresión: "Me gusta que el espectador se acerque, que la obra sea pequeña obliga a centrarse en mirar con más intensidad y ver las dobles lecturas".

Su propuesta, principalmente en blanco y negro aunque la muestra franquina incluye algunas pinceladas de color, es analógica porque disfruta enormemente del proceso de la creación "de principio a fin". "Aprendes mucho en el revelado, en desarrollar y matizar la idea", concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook