09 de octubre de 2019
09.10.2019

Los lobos matan los perros de un cazador cangués en dos cacerías

El afectado reclama que se tomen medidas "para controlar la población" de la especie "porque están en todos los lados"

09.10.2019 | 00:58

El cazador cangués David González ha perdido en menos de un mes dos perros de caza a causa de sendos ataques de lobo mientras estaba en el desarrollo de una cacería, a plena luz del día. El último, lo perdió el pasado sábado en el área de Berguño, en Cangas del Narcea. El ataque se produjo sobre las cinco de la tarde, y la situación en la que se encontró a "Zuko" le hace pensar, sin miedo a equivocarse, que fue una loba que estaba enseñando a sus cachorros a cazar la que fue a por su perro.

"Estábamos cazando normal, los perros estaban siguiendo a los jabalíes y, a través del localizador, vimos que el mío se había quedado parado", explica el cazador, que cuando llegó hasta su animal aún estaba con vida, pero al llegar al veterinario ya no se pudo hacer nada para salvarlo.

"El perro estaba mordido por todos los lados, parecía que los cachorros habían estado jugando con él", asegura González, quien lamenta el sufrimiento con el que perecen los perros cuando son atacados por los lobos.

Unas dos semanas atrás también perdió a "Rango" estando en una cacería en Fuentes de las Montañas, también en Cangas del Narcea. En esta ocasión, fue a mediodía cuando el dispositivo marcó que el perro había dejado de moverse. Cuando llegaron al lugar donde se encontraba el perro solo encontraron sus restos, por lo que cree que lo mataron lobos adultos.

Es la primera vez que David González pierde perros en esta circunstancia y aún no sabe si tiene derecho a percibir una indemnización por parte de la Consejería de Medio Ambiente; no obstante, lo que quiere reivindicar David González es que "tomen medidas para controlar la población porque están en todos los lados y nosotros estábamos cazando legalmente". Asegura que el cánido salvaje ya ha perdido el miedo a la presencia humana, lo que explica que se atreva a atacar en medio de una cacería donde hay disparos y el ruido de vehículos.

González apunta que su caso no es aislado y que el mismo sábado otro cazador cangués recogió dos de sus perros heridos por lobos en una cacería en Allande.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook