23 de octubre de 2019
23.10.2019

El colegio de Tapia enseña a hacer la compra

El centro ha transformado un aula en un supermercado usando cajas y envases vacíos: "Dará mucho juego"

23.10.2019 | 00:53
Andrés Villamil y Eneko Pérez, en el rincón de la frutería.

Desde aprender a dar el cambio hasta saber leer las etiquetas para adquirir productos saludables. Son muchos los aprendizajes que se pueden adquirir en un supermercado y, por eso, al colegio público Príncipe de Asturias de Tapia se le ha ocurrido montar el suyo propio. Este curso estrenan su primera tienda, simulada pero con aparencia real, pues cuenta con envases y cajas vacías de productos usados y hay casi de todo, desde detergente hasta yogures y conservas.

"La idea surgió de un grupo de maestros del primer ciclo, pero gustó mucho al resto. Pedimos la colaboración de las familias y se volcaron", precisa la directora, María Cruz García. Aunque en las clases de Infantil ya cuentan con un rincón dedicado a la tienda, este es un proyecto mucho más completo y ambicioso, un espacio de trabajo que se adapta a las diferentes edades del centro.

El año pasado se dedicaron a hacer acopio de productos, pidiendo materiales a lo largo del curso; después comenzó la selección y la colocación por secciones, en un aula con poco uso de la primera planta. Además, se usaron fondos del contrato-programa "Equidad", que contempla la creación de nuevos espacios de aprendizaje como este particular supermercado, para adquirir materiales complementarios como las cortinas y las estanterías para colocar los diferentes artículos. Una vez colocados se pusieron etiquetas con los precios que se pueden encontrar actualmente en las tiendas.

"A los niños les cuesta mucho el manejo del dinero, no controlan bien las vueltas", precisa la directora; por eso este será uno de los principales asuntos a tratar en la tienda, pero no el único. La docente Marisol Murias, una de las promotoras, se muestra encantada con el proyecto y dice que en su clase van a trabajar con la tienda todas las semanas: "En Lengua pueden aprender a hacer una lista de la compra y a escribir todo lo necesario; en Matemáticas, a hacer sumas? da mucho juego", añade.

La tienda está lista a falta de los últimos retoques, como la cartelería, que quieren poner en inglés y en gallego-asturiano, y también falta bautizarla. Eso sí, no puede ser más completa, pues cuenta con una zona fría, con zona de productos de higiene personal y del hogar, con frutería y con una amplia gama de productos, desde huevos y leche hasta café, conservas y galletas. Incluso hay una sección de productos especiales para personas con alergias alimentarias.

En la puerta de esta clase-supermercado se ha colocado un calendario de reserva mensual para facilitar un uso ordenado de la instalación por los diferentes cursos. Los primeros alumnos en visitar el nuevo espacio han quedado encantados y sorprendidos por tener un supermercado en pleno cole.

No es la única novedad de este curso en el colegio tapiego, ya que también se ha renovado la cocina. Educación autorizó las obras de remodelación del equipamiento, retirando los viejos armarios y mesetas, y sustituyéndolos por otros de acero inoxidable. "Está todo mucho más cómodo e higiénico", apuntan las trabajadoras, encantadas con el cambio. Además, se ha renovado la fontanería en la cocina y en otras dependencias como los lavabos del centro y del gimnasio.

Estas actuaciones, en gran parte para subsanar errores de la última obra de rehabilitación, han supuesto un desembolso de 46.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído