04 de noviembre de 2019
04.11.2019

La huerta de Allande, un imán en Pola

Castañas, nueces, fabas, cebollas y el pan de leña fueron los alimentos más demandados en la Feria de Otoño local

04.11.2019 | 01:01

Los productos de temporada y de la huerta son los protagonistas de la Feria de Otoño de Pola de Allande. Los centenares de personas que pasaron este fin de semana por el recinto ferial lo hicieron con la idea de llevarse a casa productos de calidad y entre los más demandados estuvieron las castañas, las nueces, las fabas, las cebollas y el pan cocido en horno de leña. El día de mayor afluencia de público en la feria fue el sábado y eso hizo que muchos de los 33 expositores participantes llegaran a agotar las existencias de sus productos y no pudieran continuar abiertos durante el día de ayer.

Un éxito que celebran sus organizadoras, las componentes de la asociación de mujeres "Río Nisón", que aseguran que la clave de la feria son los productos de la huerta. "Empezamos hace 21 años con una exposición de oficios tradicionales y ahora es una feria de artesanía y productos de temporada, que son la clave de la cita", reconoce la presidenta, Ilia García.

Los expositores también se muestran contentos con el desarrollo de la feria otoñal, ya que aseguran que el público acude con ganas de comprar. "Es una feria en la que se vende, porque traemos calidad y no venimos a hacer negocio sino a mostrar y dar la oportunidad a la gente de que pruebe alimentos de calidad", apunta Gloria Menéndez, vecina del concejo que lleva a la feria verduras de su huerta, además de pan recién hecho. "Solo participo en esta feria porque es la de casa y trabajamos todo el año para cuidar la huerta y poder traer buenos productos", asegura. Algo que se vio recompensado al recibir uno de los premios que se entregan a los expositores, en su caso por tener los mejores productos.

Muy cerca del puesto de Gloria Menéndez se situaba el de artesanía y cremas naturales de la también vecina del concejo Sureyna Muñiz, que se mostraba satisfecha con el desarrollo comercial del fin de semana: "Es una feria que cunde, la gente viene a ver la feria pero también a comprar". Otro de los stands premiados, en su caso por la decoración, fue el de Lucía Rodríguez, de Pola de Allande. Ella también se dedica a los productos de la huerta y reconoce que en los 20 años que lleva participando siempre ha tenido buenas ventas. "Traigo mucho de todo y siempre se vende", subraya. No obstante, asegura que hay especial demanda por las castañas y las cebollas. Además, recuerda que para tener un puesto en la feria de productos de la huerta hay mucho trabajo detrás: "Desde abril hasta ahora hay que trabajar sin parar en la huerta y cuidarla para que los productos lleguen en buen estado hasta esta fecha".

La hostelería de la capital allandesa se suma también a la Feria de Otoño ofreciendo a sus clientes la oportunidad de participar en una ruta del pincho y de comer platos tradicionales en las jornadas gastronómicas en las que elaboran potaje de berzas y de castañas y ternera de Allande.

"La feria consigue animar Pola de Allande y los restaurantes están encantados con que llegue tanta gente que hacen que la ruta y las jornadas gastronómicas sean un éxito", enfatiza Ilia García.

Por su parte, la asociación de mujeres también ofrece comida a sus visitantes. El sábado celebró su amagosto, en el que repartió 100 kilos de castañas acompañados con sidra dulce, y durante todo el fin de semana ofrecieron frixuelos elaborados al momento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído