04 de noviembre de 2019
04.11.2019

Pesar en la feria de Gera por la crisis de la carne: "Está todo parado, no hay mejora"

"Está entrando carne de fuera y aquí hay muchos kilos en las cuadras", se quejan los productores en la cita tinetense, con solo unos veinte animales

04.11.2019 | 01:01
Asistentes a la feria de Gera observan un par de vacas con cría.

El pueblo tinetense de Gera celebró ayer su tradicional feria de los Santos, la última del año en el concejo de Tineo, que consiguió tener buena afluencia de público pero escasa presencia de animales, que se quedó en una veintena de cabezas. El mal momento que atraviesa el sector cárnico, con precios a la baja y falta de demanda de carne, sumado al mal tiempo anunciado y que se dejó sentir durante la noche previa a la cita ganadera, son las razones que encuentran los asistentes para que los ganaderos no se atrevieran a acudir a la localidad con sus reses.

Los ganaderos aprovecharon el punto de reunión que sigue suponiendo para ellos las ferias para comentar la situación del sector. Aseguran que no ha mejorado desde el verano y que la venta de terneros sigue con precios a la baja, 200 euros menos respecto al año pasado. Asimismo, señalan que las terneras oscilan entre los 500 y 700 euros y que el kilo de carne de vaca ya está empezando a bajar de precio.

"Está todo parado, está entrando carne de afuera y los precios están a la baja, 200 euros menos que el año pasado", apunta Jorge Luis Fernández. Mientras, otro ganadero lamenta que "hay muchos kilos de carne sin matar en las cuadras y no se ve ánimo de que la situación mejore".

Ante este panorama, los ganaderos de más edad miran al futuro sin ver perspectivas de continuidad. "No hay futuro para que la gente joven se quede, hay muchos impuestos y se marchan y todos los pueblos van por ese camino y nadie lo arregla", se quejaba César Menéndez, que recuerda cómo la feria de Gera llegó a ser una de las más importantes de Asturias, con ganaderos y tratantes que llegaban de las comunidades limítrofes de Galicia, Cantabria, Castilla y León, e incluso del País Vasco.

Hasta durante cuatro días se prolongaba la celebración de la feria en sus buenos tiempos y apenas había sitio en las fincas de las proximidades del pueblo para exponer todo el ganado que llegaba al certamen. Ahora quienes acuden lo hacen por mantener la tradición que el Ayuntamiento de Tineo y los vecinos recuperaron en 2005, después de que durante años la cita dejase de convocarse. "Ahora venimos por conservar la tradición, pero nada tiene que ver con la feria que llegó a ser hace 30 años y más", reconoce Javier, de ganados Quildán.

La asociación ecuestre "La Estampida" también cumplió con la tradición de acudir a caballo hasta la feria y fueron varios los jinetes que a pesar de lo desapacible que se presentó la mañana se sumaron a la ruta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído