19 de noviembre de 2019
19.11.2019

Los anestesistas de Cangas rechazan desplazarse a Jarrio

Los especialistas denuncian que les obligan a cubrir guardias en otros centros, una "situación catastrófica" para el cangués

19.11.2019 | 00:43

El servicio de anestesia del hospital comarcal Carmen y Severo Ochoa de Cangas del Narcea denuncia la inviabilidad y precarización de la atención que supone que el Servicio de Salud del Principado (Sespa) les obligue, a través de la fórmula de movilidades forzosas, a cubrir puestos vacantes, en este caso, en el hospital comarcal de Jarrio. Los traslados propuestos por el Sespa ya están en marcha y, según los especialistas, se mantendrán hasta el mes de mayo, afectando a la plantilla del hospital cangués durante una quincena de enero y otra de abril.

Con una plantilla de cinco especialistas, que probablemente se quede en cuatro a partir de enero por causa de vacaciones y bajas de maternidad que están previstas, el personal advierte que la movilidad a Jarrio creará en el hospital cangués "una situación catastrófica".

"Para cubrir la necesidad asistencial de este hospital deberíamos ser más de 5, contando que nos quedaremos 4 solo podremos planificar cirugía preferente y urgente y así no podemos ir a suplir a otros hospitales", explica el jefe de servicio, Alberto del Blanco González, que señala que en los últimos años "nos pasamos de jornada". Por ello, pide que no se aplique la decisión y se deje al hospital cangués al margen de los traslados para realizar guardias en otros centros. "Que tiren de los que tienen más profesionales y que negocien con ellos, que incentiven esos traslados porque seguro que hay voluntarios", señala.

El grupo parlamentario de Podemos Asturias ya ha presentado en la Junta General del Principado una serie de preguntas dirigidas al Consejero de Salud sobre esta situación, con la esperanza de que se abra un diálogo entre las partes.

El portavoz sanitario de Podemos, Andrés Fernández Vilanova, denunció ayer en una visita al hospital comarcal de Cangas del Narcea que la dificultad para cubrir las plantillas de los centros hospitalarios de la alas "son consecuencia de una política de personal nefasta, de ordeno y mando, y de maltratar y precarizar al personal durante todos estos años".

Fernández Vilanova rechaza que la solución para cubrir la falta de anestesistas en Jarrio sea movilizar a los especialistas de otros hospitales comarcales "porque es un despropósito desestabilizar lo que ya tiene un equilibrio delicado". Por otro lado, propone que se ofrezcan incentivos tanto en puntos como económicos para los facultativos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído