Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gabino Busto cuenta en Luarca qué es el buen arte: "Debe generar un impacto"

El conservador explica a los alumnos del instituto los lenguajes abstractos y la obra de Gil Morán

Gabino Busto, junto a la obra "Nocturno IV", de Gil Morán.

Gabino Busto, junto a la obra "Nocturno IV", de Gil Morán. A. M. SERRANO

Contó ayer el conservador del Museo de Bellas Artes de Asturias, Gabino Busto Hevia, que en el buen arte hay pocas cosas fortuitas, que el buen artista sabe cómo y qué hace en cada momento de inspiración, y que las expresiones abstractas, que muchas veces se menosprecian, emergieron con fuerza

"Convivimos con iconos abstractos, no es nada nuevo para el ser humano", indicó en la tercera sesión del XVI Ciclo "Mirar un cuadro" del Ayuntamiento de Valdés, en la que analizó la obra "Nocturno IV", de Antonio Gil Morán. Gabino Busto dijo que jornadas como las que se organizan en Valdés cada año ayudan a adentrarse en el mundo del arte, seas o no profesional. En su sesión, a la que acudieron alumnos del Bachillerato de Bellas Artes, echó de menos a estudiantes de otras especialidades científicas porque el arte "forma a la persona".

Gabino Busto empezó su ponencia contando a qué se dedica un conservador en un museo. Es la figura más importante tras la persona que dirige, hace labores de prevención y tiene un papel destacado cuando se trata de comprar o prestar obras. Debe decir cómo se mueven, dónde se colocan y otras cuestiones que, a una persona que no es experta, pueden resultarle baladíes. Nada más lejos de la realidad.

En la sesión dio a conocer pinceladas del movimiento abstracto más reciente para acabar analizando la obra de Antonio Gil Morán, un artista afincado en Asturias que le ha generado especial curiosidad.

Contó Gabino Busto a su público que el arte abstracto moderno tuvo pionera: Hilma af Klint, no tan conocida como Kandinski, pero no por ello de obra e influencia menos importantes. También profundizó en las diferencias entre abstracción expresiva (como la de Kandinski) y geométrica, que requiere "otro esfuerzo intelectual". Como ejemplo, "Composición en rojo, amarillo y azul", de Mondrian. Y, entre ambos, Gil Morán elige para "Nocturno IV", obra que forma parte de la colección pública de Valdés, una combinación: "ambos lenguajes armonizados".

Tras la charla, el conservador respondió a algunas inquietudes de los alumnos. Contó, por ejemplo, que siempre se restaura con materiales reversibles "porque no sabemos lo que pasará con la obra dentro de 50 años". También intentó responder a una pregunta, "muy difícil", de "¿qué es arte?". Busto cree, grosso modo, que es una expresión personal de una época que debe generar un impacto.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats