Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Museo del Calamar Gigante abrirá en 2021 en el antiguo cine Goya de Luarca

El gobierno de Valdés asegura que la apuesta es firme: "Si no hay financiación del Principado, buscaremos alternativas", dice el Alcalde

Estado actual del edificio del cine Goya, a la izquierda.

Estado actual del edificio del cine Goya, a la izquierda. A. M. SERRANO

El Museo del Calamar Gigante se reubicará en el antiguo cine Goya de la calle Nicanor del Campo (conocida como "La Fuente") de Luarca y, según las previsiones más optimistas del gobierno local, abrirá en 2021.

El Ayuntamiento de Valdés ha recibido el visto bueno de la Consejería de Cultura para disponer de este espacio cultural, que, en el millonario proyecto de rehabilitación financiado en su mayor parte por el Principado hace una década, estaba llamado a convertirse en un centro de artes escénicas con un museo dedicado al director artístico valdesano Gil Parrondo Rico (1921-2016).

Descartada esta última idea, el alcalde, Óscar Pérez, asegura que la fórmula elegida por su gobierno para que Valdés pueda volver a exhibir los calamares gigantes es viable. Por una parte, antes de marzo se tendrá que demoler parte del cine, como dicta una sentencia, para dejar libre el antiguo callejón. En 2020 el Ayuntamiento también espera disponer de, al menos, otra partida de 300.000 euros de sus ahorros para hacer una primera obra de adecuación del interior. En 2021 llegaría, siempre según la previsión del ejecutivo local, la inversión con la que se remataría la reforma para inaugurar a finales de ese ejercicio el nuevo Museo del Calamar Gigante. "Esperamos recibir una aportación del Principado a través de los Presupuestos regionales de 2021; si no fuera así, buscaremos alternativas", destaca Pérez, quien asegura que el nuevo Museo del Calamar Gigante "es una prioridad" para el gobierno socialista, que, además, "cumple con un compromiso electoral".

Por otro lado, el regidor defiende la nueva ubicación (el Museo del Calamar Gigante original se levantó en el paseo de Muelle) por dos motivos: uno, se aprovecha un edificio público reformado y, dos, "se dinamizará una calle que, al quedarse sin el juzgado, perderá actividad". Pérez opina que la nueva ubicación "obligará" a los turismos a conocer rincones de Luarca hoy menos visitados.

Si, finalmente, el cine Goya se abre como Museo del Calamar Gigante, se cerraría una tramitación que se inició en 2007. El Principado autorizó un gasto plurianual de 1.230.000 euros para comprar y rehabilitar el edificio. La obra sufrió numerosos retrasos y el Ayuntamiento perdió un juicio y ahora está obligado a demoler parte del inmueble. El futuro museo ocupará 1.000 metros cuadros.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats