19 de diciembre de 2019
19.12.2019

Las razones de un hasta siempre

19.12.2019 | 03:00

El año 2019 toca a su fin y con él mis días como secretario general la Agrupación docialista de Salas. Para muchos será una sorpresa, pero no así para mis compañeros y compañeras socialistas  de Salas a quienes el pasado primero de octubre comuniqué que con fecha uno de enero ( finalmente por cuestiones operativas será el 8 de enero) , dejaría mi cargo de decretario general de la agrupación. Previamente, esta decisión había sido consensuada con todos los miembros de la Comisión Ejecutiva Local reunida una semana antes, y tras anunciarlo a mis compañeros de Salas, hice lo propio a la Comisión Ejecutiva Autonómica y al partido en el Comité Autonómico celebrado el 10 de Octubre.
De común acuerdo con los compañeros de Salas, tras los resultados de las municipales de mayo, nos dimos el verano para reflexionar sobre lo sucedido, y tras ese período dos son las razones que me llevan a adoptar esta decisión.
Una de tipo profesional, ya que afortunadamente para mí el proyecto en el que me encuentro inmerso relacionado con el Camino de Santiago crece año a año, lo cual implica que no puedo disponer del tiempo necesario para el correcto desempeño de mis funciones.

Pero la razón fundamental es de tipo político, y sobre ella me voy a extender porque mi forma de entender la política me obliga a dar explicaciones sobre mis decisiones.

Pocas veces en la historia de un municipio como el nuestro se dará la posibilidad de elegir entre dos opciones tan absolutamente contrapuestas, tanto en la forma como en el fondo para dirigir los designios del concejo en los próximos años. Desconozco qué es lo que mueve a una persona a elegir entre una u otra opción al depositar la papeleta en la urna, pero lo que sí debemos entender, aceptar y asumir, tanto el elegible como el votante, es que con el voto refrendamos una determinada forma de hacer política o de gobernar nuestro ayuntamiento. Y el pasado mes de mayo en Salas las urnas hablaron con claridad.

A la vista de los resultados resulta evidente que los socialistas de Salas debemos hacer cambios para dar la vuelta a esos resultados. Y uno debe valorar si es la persona adecuada para hacer esos cambios.

Así, cuando la mayoría o un amplio sector de la sociedad entiende y cree que con un ayuntamiento que centre sus esfuerzos en la organización de todo tipo de eventos lúdicos sin ningún valor añadido, Salas va a salir del declive en que se encuentra, es evidente que ni yo ni mis ideales políticos somos la respuesta a esas demandas. Estaba y estoy absolutamente convencido de que el camino debe de ser otro y el dinero público debe ir destinado a servicios, equipamientos, creación de puestos de trabajo, puesta en valor de los recursos del municipio...

La conclusión pues, es que no soy la persona adecuada porque no puedo hacer aquello en lo que no creo firmemente y por tanto el partido Socialista en Salas debe buscar el perfil de alguien que sepa canalizar estas demandas de la sociedad sin dejar de lado el desarrollo de nuestro municipio, y debemos encontrar esa persona lo antes posible, porque el punto de no retorno está cada vez más próximo. Si además tenemos en cuenta que los difíciles equilibrios de la situación política nacional pueden influir en los calendarios congresuales del PSOE como ya ocurrió en el pasado, lo mejor es adelantar el relevo lo antes posible de una forma calmada y responsable y de ahí esta dimisión consensuada en los tiempos y las formas.

Debo aclarar que por responsabilidad seguiré con mi acta de concejal al menos hasta que se haya constituido una nueva Comisión Ejecutiva Local, y a partir de ese momento estaré a disposición de lo que esa Ejecutiva disponga como no podía ser de otra manera. Y claro está que mientras permanezca en el cargo, seguiré ejerciendo mi labor de oposición de la misma forma que lo hice hasta ahora, con firmeza y con responsabilidad, mal que les pese a quienes entienden que la labor de la oposición es prescindible en un Ayuntamiento.

Antes de finalizar quiero y debo pedir disculpas a los compañeros y compañeras que confiaron en mi para dirigir la Agrupación Socialista de Salas por no saber hacerlo mejor y agradecerles infinitamente el honor de haber ostentado este cargo. Agradecimiento extensivo a toda la familia socialista asturiana, desde el Secretario General y toda la Ejecutiva Autonómica, a la multitud de compañeros y compañeras con los que he coincidido a lo largo de este corto pero intenso periodo, y a los/las que espero seguir viendo porque seguiremos en la lucha.

Quiero también dar las gracias de todo corazón a los miembros de La Comisión Ejecutiva Local, José, Tania y Juanjo por su lealtad, por su compromiso y su por su apoyo en los momentos difíciles.

Gracias una y mil veces a los compañeros de la candidatura municipal . Candidatura que sigo considerando que es de largo la mejor de las que se presentaban a las elecciones y entre cuyos miembros tal vez esté el próximo alcalde o la próxima alcaldesa de Salas.

Y el último agradecimiento lo quiero hacer con todas mis fuerzas a esos votantes que pese a todo depositaron su confianza en nosotros en las pasadas municipales.

Y como no, por tantas y tantas cosas, a mi familia.

Y finalizo este escrito con una frase de un hombre sabio:

"Más vale ser vencido diciendo la verdad que triunfar por la mentira" (Mahatma Gandhi)

Hasta siempre

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook