Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tineo recibe a emigrantes con "Añoranza"

La tinetense María Argentina Álvarez emigró a Buenos Aires a los 22 años con su familia y ha tardado más de seis décadas en regresar a su tierra natal

Por la izquierda, Hilario Menéndez, Fernando Rodríguez, Begoña Serrano, María Argentina Álvarez, José Ramón Feito, Paz Fernández Felgueroso y Miguel Ángel Antonio Arrieta, ayer, en el salón de plenos de Tineo.

Por la izquierda, Hilario Menéndez, Fernando Rodríguez, Begoña Serrano, María Argentina Álvarez, José Ramón Feito, Paz Fernández Felgueroso y Miguel Ángel Antonio Arrieta, ayer, en el salón de plenos de Tineo. D. Á.

Hace 61 años que María Argentina Álvarez dejó su pueblo, El Fresno, en Tineo, junto a sus hermanas, para viajar a Argentina, donde les esperaba su padre. Desde entonces, la tinetense no había podido volver a su tierra hasta ayer, gracias al programa "Añoranza", que desarrolla y financia el Principado

"Me fui con 22 años y me arrepentí nada más llegar porque no me gustó nada Argentina, pero mi padre nos reclamó a toda la familia y allí nos quedamos", rememoró María Argentina Álvarez. Ahora, después de volver a pisar Asturias y de llevar desde el día 9 recorriendo parte de su geografía, asegura que le apetecería quedarse. "Si no fuera por la edad que tengo, me quedaría a vivir aquí", subrayó.

María Argentina Álvarez visitó Tineo acompañada por otros tres emigrantes asturianos, así como por la directora general de Emigración, Begoña Serrano, y la presidenta del Consejo de Comunidades Asturianas, Paz Fernández, dentro del recorrido organizado para conocer el Occidente.

Allí les recibió el alcalde José Ramón Feito, que alabó el programa que permite a los emigrados retornar por unos días a Asturias. "Es de justicia mantener este programa y cuidar de nuestros emigrantes", señaló.

Antes de Tineo, hubo una parada en Belmonte de Miranda, de donde es natural Hilario Menéndez, quien viajó a Argentina con 17 años; en su caso, tuvo la oportunidad de regresar hasta en 22 ocasiones para visitar a sus padres e, incluso, después de que fallecieran. La ruta continuó hasta la costa, visitando Luarca y Cudillero, dos villas marineras que cerraron el viaje, ya que hoy está previsto el regreso de los emigrantes a sus países de residencia. Antes también pasaron por Villaviciosa, Gijón, Avilés y Cangas de Onís.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats