26 de diciembre de 2019
26.12.2019

El PP de Valdés, crítico con la estética de Luarca: "Es un batiburrillo"

La oposición se queja de los últimos cambios, que contribuyen a que la villa tenga "mala imagen"

26.12.2019 | 00:54

El PP de Valdés critica los últimos cambios en el mobiliario urbano de Luarca por ser poco estéticos y no responder a un solo criterio. El portavoz, Carlos López, se pregunta por qué que la villa "pierde homogeneidad" y gana "en batiburrillo". "Creo que en Luarca, desde hace tiempo, no tenemos claro a dónde queremos ir con la estética, el mobiliario urbano y, en definitiva, con nuestra imagen", destaca López, que pone un ejemplo: "La infinidad de modelos de barandilla que tenemos en las márgenes del tramo urbano del río Negro".

"Son hasta nueve los modelos diferentes de barandilla que nos podemos encontrar en el pequeño tramo que va desde el barrio de las Arroxinas hasta la nueva instalada entre los puentes del Beso y colgante", explica. A juicio del PP, todas son diferentes. "Tenemos modelos de todo tipo, desde muy bonitos, como el del puente del Beso o el del parque, hasta espantosos y espeluznantes, como el que bordea todo el paseo del Pilarín", opina el portavoz popular.

El PP pide al gobierno socialista un criterio más ordenado para que la capital de Valdés tenga una mejor imagen. "Creo que perdimos la uniformidad que había la Luarca de hace 40 o 50 años, cuando había señal, bordillo o barandilla sin pintar de blanco y rojo, o tiestos que llenaban de color y alegría los muros", señala.

El PP de Valdés reclama un plan "con un guión que nos permita caminar hacia una imagen singular, única y distintiva como villa turística, donde no estemos sometidos a las sucesivas ocurrencias de cada mandato político".

En los últimos meses, el gobierno valdesano realizó varios cambios en la calle Aurelio Martínez, que ahora luce con otro firme, y en la travesía que comunica con las playas urbanas. En este último caso, retiró las macetas e instaló barandillas con el fin de evitar accidentes. Según el ejecutivo local, este tramo era peligroso porque había espacios sin protección que lindaban con el río Negro. Además, las jardineras no tenían la altura adecuada para evitar accidentes en los que se podían ver involucrados menores de edad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook