02 de enero de 2020
02.01.2020

Gominolas y lacasitos para despedir el año

Los más jóvenes de Tineo, Cangas del Narcea y Cerredo celebraron la fiesta de Nochevieja con campanadas en pleno día

02.01.2020 | 00:48
Arriba, los niños tinetenses brindan por el nuevo año. Sobre estas líneas, la Nochevieja infantil en Cangas del Narcea.

Los lacasitos y las gominolas se convirtieron en las uvas de la suerte de los niños de varios concejos del Suroccidente que tuvieron la oportunidad de disfrutar de la fiesta de Nochevieja durante el día.

Los primeros en despedir el año fueron los tinetenses. Adelantaron doce horas la celebración de Nochevieja y a mediodía un buen número de niños, acompañados por sus familiares, se dieron cita en la plaza del Ayuntamiento para cumplir la tradición de las campanadas, el brindis y el baile. Para ello, contaron con una bolsa con 12 gominolas, un pequeño vaso de refresco para brindar y no faltaron tampoco accesorios como gorros y antifaces de papel, trompetas ni collares de colores.

Lo que atrae a los asistentes a esta fiesta navideña es poder juntarse con sus amigos para disfrutar bailando y compartir el momento de las campanadas. "Es un día en el que bailamos mucho y nos gusta el momento de comer gominolas en las campanadas", explica Daniela de la Cera, quien acudió a la fiesta acompañada por un grupo de amigas.

Como los adultos, los más pequeños también se plantean metas para el nuevo año. Adriana Munteanu confesó que su reto para 2020 será mejorar sus notas, mientras que para Gabriela Menéndez el objetivo es "poder ayudar a los niños que lo necesitan".

La cita está organizada por el Ayuntamiento de Tineo y el concejal de Educación, Juventud y Turismo, Darío Rodríguez, se mostró satisfecho con la respuesta recibida. "En la visita de Papá Noel y en Nochevieja nos vimos un poco desbordados, pero en general en todas las actividades propuestas nos encontramos con muchos participantes y se consiguió dar vida al centro de Tineo todos los días", explica.

Durante la tarde fueron los niños cangueses los que disfrutaron de su propia fiesta de Nochevieja con cotillón, campanadas con lacasitos y guiadas por la voz del famoso dibujo animado "Pocoyó". Además, no faltó una buena dosis de baile.

"Las actividades propuestas en Navidad estuvieron todas completas y en algunas hubo lista de espera", apunta el concejal de Cultura José María Álvarez, quien asegura que la propuesta anima a que las familias salgan a la calle.

En la localidad de Cerredo también se celebró este año una fiesta infantil para recibir el Año Nuevo. El Ayuntamiento de Degaña y la parroquia rural de Cerredo fueron los encargados de organizar la citadurante la tarde del 31 de diciembre, y en ella no faltaron la música ni las campanadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook