03 de enero de 2020
03.01.2020

Navia apremia a dar un "cambio radical" a la gestión de la planta de purines

Los trabajadores, molestos con el alcalde naviego porque no les dio información con antelación, anuncian su plan de movilizaciones

03.01.2020 | 01:03
García Palacios, ayer, conversando con los trabajadores, tras la reunión celebrada en su despacho.

El gobierno de Navia, formado por PSOE e IU, apremia a los responsables de la planta de purines de Armental a dar "un cambio radical" en la dirección de una firma que, a su juicio, debería ser un referente nacional por su tecnología puntera para tratar los residuos de las explotaciones ganaderas. El ejecutivo local ha calificado de "inaceptable" la situación que vive la firma y ha exigido el pago de los salarios que se adeudan a los catorce trabajadores, así como las facturas que la firma debe a empresas y distribuidores.

"Ante los graves y reiterados problemas en la gestión de la planta, se apremia a que se regularice la gestión empresarial, dando un cambio radical en la dirección, que pasa por que los socios mayoritarios se tomen en serio y apoyen el proyecto, facilitando la entrada de otras empresas solventes interesadas en el prometedor futuro de la compañía", dice el comunicado emitido por el gobierno local al término de la reunión de casi dos horas mantenida ayer con los trabajadores, que no cobran sus salarios desde hace cuatro meses y a los que también se les adeudan pagas extraordinarias y otros complementos. En el documento también se alaba la "labor y responsabilidad" demostrada por Central Lechera Asturiana, que cuenta con un 25% del accionariado.

Aunque al término de la reunión ambas partes plantearon la posibilidad de emitir un comunicado conjunto, finalmente la asamblea de trabajadores declinó por unanimidad sumarse a la iniciativa. Quisieron mostrar así su malestar con el regidor naviego, pues en el encuentro les dio cuenta de "muchos acontencimientos" que en ningún momento les trasladó a los principales afectados. "De haber sabido muchas cosas antes, hubieran actuado con anterioridad", explicó Antonio Estévez, del sindicato Corriente Sindical de Izquierda y nombrado portavoz de la asamblea de trabajadores.

Así, la plantilla, a la vista de la "inaceptable, inadmisible y asfixiante" situación que están viviendo, va a seguir adelante con su plan de movilizaciones. Hoy tienen previsto presentar ante la Delegación del Gobierno la solicitud para efectuar un corte de carretera que da acceso a la planta de purines y que, si no hay cambios, tendrá lugar el día 9 a mediodía. Ese mismo día harán una caminata reivindicativa hasta la plaza del Ayuntamiento para que la sociedad naviega conozca la realidad de la planta, que no recoge purines desde hace semanas. Además, van a iniciar una investigación para que "se depuren responsabilidades" y conocer cómo es posible que una planta en la que se ha invertido un buen montante de dinero público (al menos 545.022 euros de una ayuda pública) haya llegado a esta situación. Por último, piden a empresas y colectivos de la zona que se sumen a lucha y les ofrezcan su apoyo.

Por su parte, el Alcalde de Navia, uno de los principales defensores de esta instalación, reconoció ayer que estos problemas se derivan de una gestión "bastante negativa", ya que cuenta con tecnología puntera y debería ser "un ejemplo nacional". Mostró su "total apoyo" a los trabajadores que sufren esta "situación totalmente insostenible", y se comprometió a trabajar para "presionar" y lograr que la fábrica pueda funcionar bien.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook