16 de enero de 2020
16.01.2020

Esperanza para los empleados de la planta de purines por la mediación del Gobierno

Los trabajadores de la pionera instalación ubicada de Navia, que llevan sin cobrar varios meses, preparan una marcha a pie a Oviedo

16.01.2020 | 01:27

Representantes del Principado mantuvieron ayer una reunión con un portavoz de la parte mayoritaria de la empresa que gestiona la planta de purines de Armental (Biogastur) para buscar una solución a la situación de la plantilla, que no cobra sus sueldos desde hace cuatro meses.

Los 14 trabajadores de esta planta que genera energía con el metano del purín se mostraron en principio esperanzados por este encuentro, si bien a última hora de la tarde de ayer los sindicatos, que no estaban invitados a la reunión, mostraron su enfado por no conocer nada de lo que se había hablado o, en su caso, acordado.

La Corriente Sindical de Izquierdas, sindicato que ayuda a los trabajadores y hace de portavoz de la plantilla, aseguró que al margen de la mediación del Principado las movilizaciones continuarán en los próximos días. Está previsto hacer una marcha a pie, desde Navia o Oviedo, según el mismo sindicato, para exigir al Principado información sobre la reunión que tuvo lugar ayer.

Los trabajadores explican que la planta de purines de Armental "está operativa" y puede ser rentable, pero achacan su situación actual a una mala gestión de la propiedad de la empresa. Reclaman, de momento, que se salden las deudas.

Los afectados acuden a su puesto diariamente y han denunciado las continuos incumplimientos de Biogastur, que está participada en un 25 por ciento por Central Lechera Asturiana (CLAS). Según señalaron, el portavoz de la parte mayoritaria de la empresa (el 75 por ciento restante) se comprometió a pagar todos los atrasos el pasado el 23 de diciembre, pero los trabajadores no han visto saldadas las deudas. A finales de ese mes, denunciaron públicamente su caso. Al parecer, la planta tiene problemas de funcionamiento desde abril. No recoge los residuos ganaderos que se comprometió a retirar, generando un problema añadido a las explotaciones ganaderas con las que se habían firmado un acuerdo.

Amenaza de concurso

El Alcalde de Navia, Ignacio García Palacios, también ha mediado este tiempo en busca de una solución para la plantilla, y PP y Podemos se mantienen al tanto de todo lo que ocurre con el fin de ayudar a los trabajadores. La situación de Biogastur, según las fuentes consultadas, es límite porque tiene una gran deuda. De momento, los sindicatos pelean por solucionar "la parte social", es decir, su deseo es que los trabajadores cobren lo que se les adeuda.

El Alcalde de Navia, que ha hablado con la parte mayoritaria de la propiedad, entiende que si no se encuentra una solución pronto, la empresa entraría en un concurso de acreedores.

El proyecto de la planta se presentó en 2013. Es una de las más modernas de Europa y tiene capacidad para tratar 400.000 toneladas de purín al año. Se vendió como una iniciativa interesante porque, además de los puestos de trabajo que genera de forma directa, su actividad tiene repercusión en la zona a nivel ambiental porque gestiona purines que, de otra forma, tiene un destino más comprometido.

De hecho, los sindicatos y los partidos que han apoyado a los trabajadores hacen un llamamiento para encontrar un inversor que pueda hacerse cargo de estas instalaciones porque su actividad puede ser rentable y se vincula con una de las directrices de la Unión Europea sobre gestión y tratamiento de purines generados en explotaciones ganaderas. Además, la planta genera energía limpia.

La inversión en las instalaciones rondó los 18 millones de euros y no hubo subvención pública, según la empresa. La planta funcionó a pleno rendimiento unos meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído