Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Juzgado frena la adjudicación de la mina de Cerredo, de nuevo a subasta

l El comité lamenta el retraso y confía en que Astur Leonesa reabra l Ocho trabajadores vigilan sin cobrar la instalación desde hace 3 años

El Juzgado de lo Mercantil número 2 de Oviedo volverá a llevar a subasta pública los activos de la compañía minera Astur Leonesa de la mina de Cerredo (Degaña), que adquirió en 2014. Será el 2 de abril cuando se produzca esta segunda subasta, seis meses después de celebrarse la

No obstante, durante este periodo la adjudicación no llegó a ser firme dado que se presentaron alegaciones al procedimiento. Según explica el presidente del comité de empresa, Rubén Menéndez, los recursos fueron presentados por el sindicato UGT, el empresario propietario de Astur Leonesa, Rodolfo Cachero, y por la compañía suministradora de electricidad a la explotación, siendo la reclamación de esta última la única atendida por el juez, pero suficiente para frenar el proceso de adjudicación de la explotación y para plantear una nueva subasta. "La alegación presentada por la suministradora de electricidad pide que la empresa que coja la mina se haga cargo de la deuda que Astur Leonesa tiene con ellos por el impago de la luz" explica. Un impago que supuso el corte del suministro en la mina en 2018.

El comité de empresa también apunta a que las condiciones de la subasta que plantea el Juzgado no han cambiado respecto a octubre y de nuevo se plantea una subasta pública, presencial y que incluye los activos de Astur Leonesa, de los que forman parte la explotación interior, el cielo abierto y los edificios.

Los trabajadores lamentan que el proceso se esté alargando tanto y esperan que tras la subasta de abril todo sea más ágil. "Esta espera no nos beneficia, desde octubre estábamos a expensas de que se adjudicara a CMC de forma oficial la mina y ver cuál era la intención que tenía y ahora volvemos a empezar", lamenta Menéndez. Sin embargo, asegura que siguen manteniendo la esperanza de un futuro para la mina de Cerredo: "La esperanza no la perdemos y por eso seguimos 8 trabajadores haciendo labores de mantenimiento y vigilancia en la mina, y seguimos trabajando sin cobrar desde diciembre de 2017".

La mina de Cerredo llegó al proceso de subasta después de que CMC en liquidación, propietario de la mina hasta 2014 cuando se adjudicó a la compañía minera Astur Leonesa, rechazase la dación en pago que contemplaba el plan de liquidación de la compañía minera, cuyo objetivo era saldar su deuda con CMC a cambio de entregarle su patrimonio.

La Compañía Minera Astur Leonesa entró en concurso de acreedores voluntario en enero de 2017 y ese mismo verano los administradores se pusieron al frente de la compañía al ser condenado a prisión su dueño, el empresario Rodolfo Cachero, por varios delitos de fraude fiscal. Ya en 2018, la empresa entró en fase de liquidación y en octubre de 2019 se produjo la primera subasta, teniendo que volver en abril a retroceder a ese punto.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats