Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cudillero canta y no llora

El presidente de la banda "Avante Cuideiru" se disfraza a diario en un espectáculo que anima el barrio alto

Sergio González, en uno de sus espectáculos. Reproducción A. M. S.

Sergio González, en uno de sus espectáculos. Reproducción A. M. S.

El presidente de la banda de gaitas "Avante Cuideiru", Sergio González, se disfraza cada día para animar el barrio alto de la capital de Cudillero. "La gente que puede, y está en casa y sana, tiene que reír y no llorar", comenta desde su casa, convertida en un escenario al que mirar todos los días a partir de las ocho de la tarde.

Dice González que tras varias semanas de confinamiento la tristeza se palpaba hasta en los aplausos que todos los días al caer la tarde se dedican desde las ventanas a las personas que trabajan para detener la pandemia del coronavirus. "Pensé que tenía que hacer algo", destaca. Como amante de la 'folixa' que es, "lo que hice fue ir un poco a lo loco y poner algo de humor en mi pequeño barrio". Y, para ello, en Cudillero no sólo se pone música con amplificadores. Sergio González canta en directo y baila desde el balcón, y lo hace, además, con condiciones: "Cada día salgo con un disfraz". Sus espectáculos han ganado adeptos y se han hecho, incluso, virales. "Ahora son muchos los que se ríen en sus casas y comentan el atuendo que llevo", dice González. El también cura pagano de Cudillero (es la persona que bautiza a los foráneos en San Pablín en la Fuente'l Cantu) promete más y mejor espectáculo. "Hay que intentar sorprender, ayudar y estar animado", concluye.

Compartir el artículo

stats