Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Proponen instalar en la térmica de Tineo un centro turístico y empresarial

Un emprendedor de la zona plantea diversos proyectos que, aprovechando las instalaciones actuales, podrían generar un centenar de empleos

José Ramón Feito y Ángel Menéndez "Forcón", ayer, en Tineo, durante la presentación del proyecto.

José Ramón Feito y Ángel Menéndez "Forcón", ayer, en Tineo, durante la presentación del proyecto. D. Á.

Convertir Soto de la Barca en un centro turístico y empresarial del Suroccidente es el objetivo de uno de los proyectos que se ha presentado a las administraciones regional y central como alternativa al cierre de la central térmica del Narcea, situada en este pueblo tinetense. La propuesta parte del

Frente al proyecto de Naturgy de desmantelar por completo la central térmica, la iniciativa local pone sobre la mesa poder utilizar construcciones existentes y darles una nueva vida. El edificio más llamativo y que recordaría la existencia de la central térmica es la torre de refrigeración, que pasaría a ser un lugar de ocio donde instalar actividades de aventura como caída libre, rocódromo o tirolinas. "En Europa no hay nada de esto, pero sí en Sudáfrica; llamaría la atención", asegura el impulsor.

También se plantea la conservación de los talleres para que puedan servir para otras empresas y el azud o presa para aprovechar el salto de agua y producir energía, a la vez que se mantiene la zona de embalse, para darle un uso recreativo.

Mientras, para el edificio que acoge las oficinas el objetivo sería transformarlo en un vivero de empresas. Esto se completaría con la creación de un pequeño polígono industrial en la explanada dedicada al parque de carbones, que podría acoger unas 30 naves. Además, para el canal creado por la central para refrigerar el agua y derivarla después al río se plantea instalar una piscifactoría.

Alrededor de las instalaciones de la central térmica hay numerosas construcciones que en su tiempo albergaron diferentes servicios que convertían a Soto de la Barca en una pequeña villa, que también tienen una función en este proyecto. Los bloques de viviendas, actualmente sin uso, pasarían a tirarse para construir un área de camping, se reconvertiría la residencia en un hotel y se conservaría la piscina y la pista de tenis.

En cuanto a las 36 casas que hay en el poblado, también se apuesta por mantenerlas y ponerlas a la venta para intentar atraer población.

Por último, para la zona de la escombrera situada debajo del pueblo de Santianes el objetivo es crear una plantación de diferentes frutales, incluso de viñedo, al pertenecer a la zona de influencia de la DOP vino de Cangas.

La clave, conseguir fondos europeos

El alcalde de Tineo, José Ramón Feito, exige a las administraciones regional y central que apuesten por el territorio y que ayuden tanto al Ayuntamiento como a las empresas a madurar los proyectos presentados y que, por supuesto, se les busque financiación. La propuesta de alternativa presentada para el pueblo de Soto de la Barca no es la única que hay que sobre la mesa en Tineo. "Surgieron varias propuestas que se fueron presentando a la Dirección General de Minería y al Ministerio para la Transición Ecológica y creo que deberían entrar en los fondos europeos, ya que las directrices que obligan a cerrar las centrales vienen de Europa", subraya el alcalde.

Además, exige a Naturgy que se involucre en la creación de alternativas. "No se puede marchar de rositas después de sacar durante tantos años los recursos de este territorio", expone Feito.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats