Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Urgen el reglamento de gestión del parque de Fuentes del Narcea

"Nuestro espacio natural está parado, no podemos ni optar a subvenciones", denuncian las parroquias de Leitariegos y Cerredo

Valle los Corros en Genestoso, en el parque natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias.

Valle los Corros en Genestoso, en el parque natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias. D. Á.

A punto de cumplirse tres años de la celebración de la última reunión de los órganos gestores del parque natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, los presidentes de las parroquias rurales de Leitariegos y Cerredo, cuyos territorios están incluidos en el espacio protegido, se muestran indignados por "la inacción" de la administración regional para dotar al parque de su reglamento de funcionamiento, el Instrumento de Gestión Integrado (IGI).

El IGI que había sido aprobado en 2014 fue anulado por el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) en 2016, después de que los propietarios de los terrenos afectados por el parque lo llevasen ante la justicia por, entre otros motivos, carecer de memoria económica. "En otros parques estamos viendo cómo se van renovando los IGI y mientras tanto este está totalmente parado, y por eso no podemos optar a la subvención que da el Principado a las zonas incluidas en parques", lamenta el presidente de la parroquia de Leitariegos (Cangas del Narcea), Jesús Matías.

Explica que en febrero mantuvieron una reunión con el director general de Medio Natural, David Villar, donde se les aseguró que se estaba trabajando en el IGI "pero meses después seguimos igual, no se nos ha informado de nada nuevo", recalca Matías.

Recuerda que las principales exigencias son que se renueven los representantes de los órganos de gestión para dar cabida a los propietarios de los terrenos afectados, y que se dote al documento con un presupuesto y con una previsión de inversiones.

El presidente de la parroquia rural de Cerredo (Degaña), José Luis Fernández, comprende que la situación provocada por la pandemia del coronavirus ha podido retrasar el cumplimiento de las expectativas generadas en la reunión de febrero, pero cree que "al menos deberíamos conocer este año un borrador, para saber lo que se va a incluir".

Ambos presidentes coinciden en señalar que para lo único que se nota el parque es para las restricciones y la burocracia que se encuentran a la hora de realizar cualquier actividad en la zona. "Sentimos que la administración tiene al Suroccidente completamente abandonado, pero las restricciones están activas", lamenta Fernández, quien añade que "si quieren parque deben empezar a moverse, porque si no habrá que renunciar a él".

Matías concluye que si ahora no pueden celebrarse las reuniones, que al menos se dé a conocer el borrador del IGI para poder estudiarlo.

Compartir el artículo

stats