Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lucía González Cuesta | Investigadora predoctoral del Instituto de Astrofísica de Canarias

"Hay alta probabilidad de que exista vida en otro planeta, el reto es encontrarla"

"Fui una niña muy curiosa y quería ser astrónoma; un día conseguí que mi padre me llevase al tejado de casa y allí lo tuve claro, con 8 años"

Lucía González, ayer, en Pola de Allande.

Lucía González, ayer, en Pola de Allande. D. ÁLVAREZ

Con la idea de llevar la ciencia a la zona rural, donde las posibilidades de acceso a recursos culturales y científicos sin tener que desplazarse son mínimas, nació el proyecto de divulgación "Allande Stars", impulsado por la investigadora predoctoral del Institutode Astrofísica de Canarias (IAC) Lucía González Cuesta (Cereceda,

-Cómo surge "Allande Stars"?

-Surge porque me presenté a un concurso de divulgación científica nacional en el mes de mayo, "Somos científicos y científicas", gané en mi grupo y me dieron 500 euros para invertir en un proyecto de divulgación científica. Estoy todo el año en Tenerife, así que hubiera sido más sencillo organizar y gestionar todo allí, pero soy una enamorada de mi concejo y cada vez que tengo oportunidad de hacer algo aquí la intento aprovechar. Lo que me gustaría lograr es que además de valorar el cielo que tenemos, es llevar actividades a los pueblos para fomentar el pensamiento crítico y ayudar a generar referentes para niñas y jóvenes, que vean a mujeres científicas y tratar de luchar contra los estereotipos.

- ¿Tiene peso aún esa influencia de los estereotipos en la ciencia?

-Tengo mi propio ejemplo: cuando dije que quería estudiar Astrofísica hubo comentarios de la gente de mi entorno diciéndome si no sería una carrera muy difícil, si no prefería estudiar otras donde la presencia de la mujer era más numerosa. Entiendo que en una localidad pequeña donde no conocían a ningún astrofísico intentaran aconsejarme de la mejor manera, pero al final vieron mi determinación y mi familia siempre me apoyó.

- ¿Cómo nace su interés por la Astronomía?

-Desde siempre fui una niña muy curiosa y tuve claro que quería ser astrónoma. Un día conseguí que mi padre me llevase al tejado de casa a ver las estrellas y fue allí, con él, viendo las estrellas y haciéndonos preguntas sobre cómo distinguir las estrellas de los planetas o cuántas estrellas habría en el espacio cuando tuve claro que me quería dedicar a esto y tenía 8 años.

- Ahora está en pleno doctorado estudiando las estrellas y sus exoplanetas. ¿En qué consiste la investigación?

- En mi tesis utilizo imágenes del satélite TESS de la NASA para medir las variaciones en el brillo de la superficie de las estrellas que se producen de forma periódica, una variación que se utiliza para estimar las características de las estrellas, es decir, su masa, radio y edad. El objetivo es la detección de exoplanetas, que son los planetas que orbitan una estrella que no es el sol, y para ello estudiamos sus estrellas porque cuanto mejor conoces sus características, más se puede saber de sus exoplanetas. Esto es muy interesante desde el punto de vista de la habitabilidad. Si tienes un planeta del radio similar al terrestre y que está en unas condiciones de zona de habitabilidad interesantes, podría ser un buen candidato para buscar vida.

- ¿Qué opina sobre esa posibilidad de que haya vida en otro planeta?

-Mi opinión y que comparto con muchos compañeros de profesión, aunque no es una certeza, es que sí puede haber vida en otro planeta. La cantidad de estrellas que hay en el Universo y el número de exoplanetas que estamos descubriendo y que creemos que hay dan lugar a pensar que hay una alta probabilidad de que exista vida en otro planeta. El verdadero reto es ser capaces de encontrarlo.

-¿Nuestra generación llegará a ver ese descubrimiento?

- Yo creo que sí. Asistí a algunas charlas de compañeros que creen que hay muchos esfuerzos, mucha tecnología y muchas misiones con el ojo puesto en la búsqueda de vida en otros planetas. Hace años que se está midiendo la composición química de las atmósferas de estos exoplanetas y aunque estamos empezando, creo que probablemente lo veamos en nuestra generación, aunque no se puede asegurar.

-¿Hay muchos exoplanetas que compartan características con la Tierra?

-El primer exoplaneta se confirmó en 1995 y en estos 25 años se han confirmado más de 4.000. Recientemente se publicó un artículo que predice que con las estrellas que se detectaron con el satélite Kepler de la NASA, se cree que hay como máximo un 18% de posibilidades de que cada estrella que tiene exoplanetas tenga entre ellos un planeta similar a la Tierra.

-¿Este es el campo en el que seguirá investigando?

-Es lo que más me gusta, lo descubrí cuando hice el máster de Astrofísica en Tenerife. Me parece fascinante intentar buscar vida en otros planetas, es una de las grandes preguntas de la humanidad y ser capaces de detectar vida en otro planeta tendría consecuencias que podrían ser muy interesantes para la humanidad, además, científicamente sería uno de los hallazgos más relevantes de la historia.

-Además de la labor investigadora está muy implicada en la divulgación. ¿Encuentra interés en la gente hacia la ciencia?

- La Astrofísica es una de las ramas de la ciencia que más atractiva resulta a la gente porque tenemos unas imágenes súper bonitas de galaxias, nebulosas, supernovas? Pero además intenta responder las grandes preguntas de todos los tiempos como son el origen del Universo, si hay vida en otros planetas o si seremos capaces de vivir en otro planeta. Además, creo que la divulgación es muy importante porque no solo conecta los avances en ciencia con la gente que no es científica, sino que nos abre la mente y nos ayuda a imaginarnos escenarios diferentes a nuestra vida cotidiana, a cuestionarnos el mundo en el que vivimos y a no dejar de hacernos preguntas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats