Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Allande, lleno de estrellas

Cientos de personas en los talleres de astronomía, "una experiencia para repetir"

Orestes López, sujetando la pelota que identifica al sol, ayer, en Pola de Allande, durante la recreación a escala del sistema solar.

Orestes López, sujetando la pelota que identifica al sol, ayer, en Pola de Allande, durante la recreación a escala del sistema solar. D. Á.

Allande miró al cielo más que nunca durante este fin de semana gracias a los talleres "Allande stars", organizados por la allandesa Lucía González, investigadora predoctoral del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC). Los talleres itinerantes tuvieron su final ayer en Pola de Allande, pero antes pasaron por los pueblos de Berducedo, Monón, Fonteta y, en horario nocturno, se acercaron al alto de la Marta y al puerto del Pozo de las Mujeres Muertas, participando en total, repartidos entre todos ellos, unas 350 personas.

En las actividades diurnas, como la de ayer en la capital del concejo, los asistentes pudieron conocer más sobre el sistema solar. Para ello tuvieron que reproducirlo a escala, primero creando los planetas con plastilina para luego colocarse a lo largo de varias calles de la villa mostrando las distancias que existen entre ellos y con respecto al sol. "Es la forma de que la gente vea las dimensiones del sistema solar y el papel de la Tierra en toda esta inmensidad", recalca Lucía González.

En la segunda parte del taller les tocó hablar a los participantes. Basándose en las misiones de la NASA en los años 70, en las que se mandaba información sobre la Tierra y los seres humanos al espacio para informar a cualquier inteligencia extraterrestre que se pudiera encontrar, los allandeses tuvieron que buscar lo que les identifica como pueblo pensando en enviarlo al espacio. Así se repetían mensajes de tranquilidad e imágenes de paisajes y naturaleza, así como de suculentos platos típicos de la zona, como las principales características para presentarse.

Las personas que optaron por las actividades nocturnas, aunque las nubes no lo pusieron fácil, sí pudieron alcanzar a ver los anillos de Saturno y a Júpiter y pudieron resolver muchas de sus dudas sobre la astronomía planteando preguntas a las astrofísicas sobre agujeros negros, materia oscura o sobre la expansión del universo.

"Hubo mucha curiosidad e interés, esperamos que ahora miren al cielo de otra forma y que se interesen por la ciencia, porque está en todo lo cotidiano. Con estas actividades buscamos que vean que es algo cercano y que ellos pueden participar", explica la astrofísica Sandra Benítez, colaboradora del proyecto.

Lucía González, como impulsora, ya piensa en que se pueda poner en marcha una segunda edición, ya que percibió que la gente se iba contenta de los talleres: "Vi mucha ilusión en las actividades y lo que buscaba era fomentar el pensamiento crítico". Algo que se podrá incrementar con la donación de material a los colegios del concejo realizada por el club Rotario, colaborador del proyecto, que aportará a tal fin dos telescopios y diversos libros sobre astronomía.

"Fue una experiencia para repetir, muy interesante. En la actividad nocturna falló un poco el tiempo, pero pudimos aprender cómo orientarnos, las constelaciones o sobre agujeros negros", explican los hermanos allandeses Diego y Ana Fernández.

Quienes acudían con niños y adolescentes esperaban despertar en ellos el interés por la ciencia y el aprendizaje. "En estos tiempos de pandemia, y con tantos meses sin colegio, esta actividad viene bien para que las niñas aprendan cosas nuevas y tengan referentes como estas chicas", explica Iván Cornás, que acudió al taller en familia desde un pueblo de Tineo.

Compartir el artículo

stats