Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gedrez, en vilo por el oso que mató ocho ovejas en una cabaña y otras cinco reses

Los vecinos, que se toparon con el plantígrado comiendo cuatro vacas y un toro que se despeñaron huyendo de él, reclaman pagos justos

Gedrez, en vilo por el oso que mató ocho ovejas en una cabaña y otras cinco reses

Gedrez, en vilo por el oso que mató ocho ovejas en una cabaña y otras cinco reses

El oso se pasea a sus anchas por los montes y el pueblo de Gedrez, en Cangas del Narcea. Los vecinos están desesperados ante los ataques continuados que están sufriendo desde hace dos meses y que han aumentado considerablemente hace dos semanas. El último ha sorprendido a los lugareños, ya que acabó con la vida de cuatro vacas y un toro de la ganadería de Regiene Alves da Silva. Además, el plantígrado logró entrar en la cabaña de uno de los vecinos, donde mató a 8 ovejas.

En cuanto a las reses, el oso aprovechó el momento en el que los animales se acercaron a beber a una fuente en el monte de Gedrez para atacar y hacer que se despeñaran. Ahora las reses se han convertido en su principal alimento. Ayer mismo, varios vecinos se acercaron al lugar para recuperar los cencerros que llevaban al cuello las vacas y se encontraron de frente con el plantígrado. "Estábamos a cinco metros de él y estaba comiéndolas; se apartó, pero no se fue muy lejos para volver, ya no tienen miedo a nada y merodean por el pueblo, hay temor a que pase algo con una persona o un niño", explica Antonio Rodríguez, "Romay", que también perdió en los últimos días un par de ovejas.

Ambos denuncian que a la hora de cobrar esos daños las cantidades son mínimas y no cubren el valor de la res, además de que no se cobra hasta pasado más de un año, ya que en sus casos aún están esperando pagos del año pasado.

"Esto es mucha pérdida, si quieren que mantengamos a los osos y los lobos que paguen lo que cuestan nuestro animales, cada vez hay más osos y crecen los problemas", lamenta la ganadera. La guardería calcula que cobrará unos 5.000 euros por sus cinco animales, cuando solo por el toro, que lo compró recientemente, tuvo que pagar 3.000 euros.

En la zona no son los únicos perjudicados por los ataques de estos depredadores. El oso logró entrar en la cabaña de otro vecino donde guardaba las ovejas y mató 8, dejando heridas otras tantas. Primero trató de entrar por el techo y finalmente logró romper unas tablas y acceder al interior. Imágenes que se repiten en Jalón y Piedrafita, por lo que esta semana todos los vecinos se reunirán para exigir al Principado una solución.

En la zona del alto de Santarbás, también en Cangas, es la presión del lobo la que está desesperando a los vecinos. En lo que va de mes ha habido ataques a rebaños de ovejas en fincas de los pueblos de Villar de Adralés y Olgo, también a potros y el último se produjo en dos rebaños de vacas, la noche del domingo, quedando malheridos dos terneros. También en Gamones, en Valdés, los vecinos denuncian el ataque de lobo a unas ovejas a tan solo 10 metros de las casas.

Compartir el artículo

stats