06 de octubre de 2020
06.10.2020
La Nueva España

La ampliación de la escuela infantil de Castropol podría estar lista a finales de año

El regidor confía en que la obra, con un plazo de dos meses, interfiera lo mínimo en las clases

06.10.2020 | 01:14
La directora de la escuela infantil "El Turullón", Alba Fernández, en una de las aulas.

La ampliación de la escuela de bebés de Castropol (El Turullón) está más cerca de ser una realidad y, si no hay contratiempos, podría estar lista antes de finalizar el año. El proceso de licitación, por 75.000 euros, se cerrará este jueves y, tras la adjudicación de los trabajos, que permitirán al centro sumar una nueva aula para los alumnos de dos a tres años, se iniciarán las obras, que tienen un plazo de ejecución de dos meses. De este modo, según el alcalde, Francisco Javier Vinjoy, el nuevo espacio podría estar disponible en el segundo trimestre de este curso.

El regidor anima a las empresas interesadas a presentarse al concurso, pues "cuanta más competencia haya, mejor". Espera que no haya retrasos en los plazos previstos y lamenta que no haya sido posible agilizar más aun el procedimiento. Esta obra, que permitirá ganar un aula en la escuela de bebés, modificará el comedor del colegio La Paloma: se moverá hacia la zona del vestíbulo y se hará una segunda sala para el almuerzo en la primera planta, lo que obligará a instalar un montaplatos.

Vinjoy confía en una buena planificación de los trabajos para "entorpecer lo menos posible la marcha escolar". El objetivo es que las obras se hagan "de forma progresiva, de tal manera que el primer paso sería habilitar el espacio de comedor en la primera planta".

Por otro lado, en el vecino colegio Jovellanos de Vegadeo, la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) ha mostrado su malestar por la situación que padece una de las rutas escolares, en la que viajan cinco alumnos. Aunque la recogida está fijada para las tres y media, hasta las cuatro y media no llega el conductor, sin que por el momento se ofrezca una solución. Así las cosas, las familias afectadas se ven obligadas a recoger por su cuenta a los pequeños.

Aunque el Consorcio de Transporte de Asturias indicó que no habría problemas en hacer la recogida de todos los niños a las tres y media, horario que se inauguró el jueves con el estreno del comedor, ese mismo día la dirección del Jovellanos descubrió que la ruta número 560 no se cubriría hasta las cuatro y media. Desde el centro, según las familias, intentaron sin éxito hablar con el Consorcio, así que ese jueves personal del colegio esperó una hora con los niños.

La dirección del centro recibió el viernes una llamada del Consorcio por error y aprovechó para pedir soluciones, pero la única respuesta por parte del responsable, Ignacio Alonso, fue que la empresa "no tiene un recurso en la zona para hacer el servicio" . "Ante esto, somos las familias las que tendremos que recoger a nuestros hijos a las tres y media al negarnos la recogida cuando el resto del alumnado sale a esa hora", precisaron desde el AMPA.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído