Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A por los secretos del galeón del Eo

"Su estado de conservación es excelente", defienden los expertos que participan en la campaña de investigación del pecio, del siglo XVI

Los investigadores Carlos de Juan, Miguel San Claudio, Nigel Nayling y Laura Carmona, ayer en Ribadeo, tras la inmersión

Los investigadores Carlos de Juan, Miguel San Claudio, Nigel Nayling y Laura Carmona, ayer en Ribadeo, tras la inmersión T. CASCUDO

A ojos de Carlos de Juan, prestigioso arqueólogo subacuático e investigador de la Universidad de Valencia, el galeón San Giacomo di Galizia muestra un estado de conservación "excelente" y está llamado a aportar una información muy "valiosa" para comprender cómo se construían las naves españolas del siglo XVI. De Juan es una de las nuevas incorporaciones a la campaña de excavación que la Xunta de Galicia promueve por tercer año consecutivo sobre este buque hundido en la ría del Eo y que está considerado como uno de los mejor conservados del mundo para su época.

La campaña, con un presupuesto de 23.000 euros, comenzó el lunes y durante tres semanas se intervendrá en el costado de babor con el objetivo de tener "una visión transversal del pecio". El responsable del equipo, el arqueólogo Miguel San Claudio, explica que se está actuando en una zona de entre veinte y treinta metros cuadrados que es muy rica en material arqueológico. Es la razón por la que este año, frente a anteriores campañas, está previsto extraer materiales que después se tratarán y estudiarán en Ribadeo, en una sala cedida por el consistorio: "La zona es rica en material, sobre todo elementos de madera como barriles y munición de artillería de piedra". De momento, han sacado a tierra fragmentos de cerámica y madera y dos balas de cañón.

"Tenemos que entender el pecio como un documento histórico, pero fabricado en madera y bajo el agua. Es una cápsula del tiempo enterrada en la ría y será una pieza de puzzle importante", añade Carlos de Juan, convencido de que el galeón "es un yacimiento único en el contexto de la investigación de la construcción naval del siglo XVI". Este arqueólogo, además de formar parte de la Comisión del Plan Nacional de Arqueología Subacuática del Ministerio de Educación y Ciencia, dirige el proyecto Bou Ferrer, una nave mercante romana hundida frente a la costa de Villajoyosa (Alicante) y que es objeto de un trabajo vanguardista de investigación subacuática. Por eso, De Juan se muestra cauto sobre la posibilidad de extraer en un futuro el San Giacomo: "Sacar un pecio del agua únicamente tiene sentido si se va a hacer un esfuerzo museográfico. No tiene sentido gastar ese dinero para que acabe en un almacén. Debe estar claro su fin antes de sacarlo, pero para eso queda mucho trabajo por hacer".

Ese trabajo de campo es precisamente el que se está haciendo estos días, gracias a la financiación de la Xunta, del Instituto de Arqueología Náutica y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y al apoyo logístico de la Armada. De momento, los investigadores tienen buenas sensaciones. "Este año lo encontramos bastante más cubierto de arena, algo bueno para la conservación", precisa San Claudio, que indica que el equipo sigue trabajando en la interpretación de los datos recabados en los últimos años y pendiente de publicar un artículo científico próximamente.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats