Las modificaciones de las ordenanzas fiscales del Ayuntamiento de Tineo propuestas por el equipo de gobierno socialista se aprobaron ayer en pleno extraordinario con el voto en contra de los cuatro grupos de la oposición y teniendo que recurrir al voto de calidad del Alcalde, al no asistir al pleno uno de los concejales del PSOE.

La oposición argumentó que las bonificaciones y la rebaja del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) planteadas por el gobierno local eran insuficientes y que no tenían en cuenta la situación de crisis actual provocada por el coronavirus. Entre ellas, se aprobó reducir el IBI al 0,66 por ciento para los bienes de naturaleza urbana y al 0,61por ciento en los de naturaleza rústica. También se incluyeron nuevas bonificaciones en el impuesto de construcciones y se aumentaron algunas ya establecidas. Además, los concejales de la oposición lamentaron que ninguna de sus propuestas fueran incorporadas.