Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jarrio retomó el plan de cribado del cáncer de mama tras un año paralizado

El hospital de Jarrio, centro de referencia del Noroccidente, retomó el lunes el programa de cribado del cáncer de mama, tras más de un año de parón. La intención del centro hospitalario es trabajar a un ritmo alto, incluso haciendo citaciones por las tardes, para poner fin a la demora provocada en los últimos meses, en los que se ha dejado de citar a unas 4.000 mujeres.

Desde el Servicio de Salud del Principado de Asturias (SESPA) explicaron que el programa, fundamental en la prevención del cáncer, se tuvo que detener por la falta de especialistas en el área de radiología y también por culpa de la crisis del covid-19. Tras la incorporación de nuevos profesionales, el servicio quiere volver cuanto antes a la normalidad. Para ello se van a realizar un buen número de mamografías, incluso citando a las afectadas en horario de vespertino. Este programa afecta a mujeres de entre 50 y 69 años a las que se hace un seguimiento cada dos años.

Compartir el artículo

stats