Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El buque oceanográfico de Armón para Argentina llega a su base de Mar del Plata

El capitán asturiano José Suárez Cuervo dirigió la travesía del barco, construido para realizar investigaciones en la costa de la Patagonia

José Suárez, flanqueado por miembros de la Prefectura Naval  Argentina.

José Suárez, flanqueado por miembros de la Prefectura Naval Argentina.

El “Mar Argentino”, buque oceanográfico construido por Armón, empresa con sede en Navia, para el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero de Argentina, ya se encuentra en su base, el puerto de Mar del Plata, capitaneado por el asturiano José Suárez Cuervo. El barco, con un coste de seis

El buque fue construido en el astillero de Armón Vigo, que preside el asturiano Laudelino Alperi Baragaño, y fue entregado a las autoridades argentinas el pasado 18 de octubre. Se trata de una nave de 36 metros de eslora y 8,5 metros de manga, que cuenta con propulsión diesel eléctrica, quilla retráctil y baja propagación de ruido al agua. Su dotación está formada por 11 tripulantes náuticos y 8 científico-técnicos.

El ”Mar Argentino” llegando a puerto.

El encargo del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero argentino se hizo para sustituir al navío anterior, el “Capitán Cánepa”, que comenzó su vida como pesquero y fue desviado posteriormente para la actividad científica. El “Mar Argentino” tendrá la misión de desarrollar múltiples investigaciones pesqueras y de oceanografía física, química y biológica. Para ello cuenta con tres laboratorios en la cubierta principal, guinches para pesca de arrastre de media agua y fondo, guinches para instrumentos oceanográficos y toma de muestras de plancton y bentos, y equipamiento acústico.

25 años de experiencia

El capitán encargado de llevar el barco hasta su base en el país sudamericano, José Suárez Cuervo, es natural de San Juan de la Arena (Soto del Barco) y cuenta con 25 años de experiencia al mando de buques. El pasado mes de abril fue entrevistado por LA NUEVA ESPAÑA para explicar cómo vivían los marineros el estallido de la crisis sanitaria. En aquel momento el navegante se encontraba, en calidad de asesor del capitán, a bordo del petrolero “Vulcano M” en el estrecho de Mesina, con destino al puerto de Nápoles. “Probablemente, la de marino es la profesión que mejor lleva todo esto, uno se mentaliza cuando se sale de casa y se embarca, para estar un mínimo de 3 meses a bordo. He navegado alrededor del mundo varias veces y con contadas escalas”, decía por entonces Suárez.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats