Que se preparen las huertas, que el Gobierno de Asturias va a levantar en los próximos días la prohibición de sembrar patata a causa de la polilla guatemalteca en todos los concejos. La medida entrará en vigor una vez se publique la resolución correspondiente de la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial en el Boletín Oficial del Principado (Bopa).

La buena evolución de la situación permite que los municipios de San Tirso de Abres, Vegadeo, Castropol, Cudillero, Navia, Pravia, Taramundi y Valdés pasen a ser considerados zonas tampón, lo que implica que se podrá sembrar, aunque los agricultores deberán notificar sus plantaciones para que se pueda realizar un adecuado seguimiento fitosanitario y actuar con rapidez ante la posible aparición de algún rebrote de la plaga", explican desde el Principado. Es una evolución mejor de lo previsto, ya que hace meses se había decidido que posiblemente en 2021 se podría sembrar ya en toda Asturias menos en Vegadeo y San Tirso de Abres, algo que ahora no se cumplirá.

En todo caso, los interesados en sembrar patatas en estos concejos deberán notificarlo en el correo electrónico declaracionpatata2021@asturias.org. El Principado ha habilitado esta cuenta para facilitar la tarea a los agricultores y limitar al máximo la movilidad y la concentración de personas en las oficinas comarcales.

La red de trampeo, sin polillas desde hace dos años

Las restricciones al cultivo se levantan porque la red de trampeo y seguimiento de la consejería no ha registrado ninguna captura de polilla en los dos últimos años. Esta red está formada por más de 600 trampas distribuidas por los concejos considerados zonas tampón y los territorios colindantes a estos. La directora general de Desarrollo Rural y Agroalimentación, Begoña López, ha mantenido hoy una reunión con alcaldes y concejales de San Tirso de Abres, Vegadeo, Castropol, Cudillero, Navia, Pravia, Taramundi y Valdés y los responsables municipales han ofrecido su apoyo al Ejecutivo autonómico en aspectos como la información o el fortalecimiento de la red de trampeo, tanto en el campo como en almacenes.  

En este sentido, la red de trampeo del Principado se mantendrá y ajustará para seguir monitorizando la posible presencia de polilla, con especial incidencia en las zonas tampón.

La historia de una crisis agrícola

La presencia de la polilla guatemalteca se detectó en Asturias y Galicia en 2016 y se inició la lucha para erradicarla. Las medidas consistieron en la prohibición de plantar patatas en los concejos donde se localizaron focos, que pasaron a ser declarados zonas infestadas, y en establecer los municipios limítrofes con estos como áreas tampón.

Estas actuaciones han permitido erradicar la presencia de la plaga en el Principado. La colaboración, tanto de las instituciones como de las personas que vayan a cultivar patata, resultará fundamental para poder actuar de forma inmediata ante la mínima sospecha de presencia de esta especie en el cultivo. Además, permitirá consolidar el esfuerzo realizado en los últimos cuatro años por ambas partes.