DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Querella por el caso de los niños de Cangas del Narcea sin escolarizar por miedo al covid

La sección de menores de la Fiscalía del Principado atribuye a los progenitores un supuesto delito de abandono de familia y desobediencia

aula covid

La sección de menores de la Fiscalía del Principado ha presentado en un Juzgado de instrucción del occidente asturiano una querella criminal por un supuesto “delito de abandono de familia y/o desobediencia” contra los padres de dos hermanos que no acuden a sus respectivos centros educativos desde el inicio del curso, a causa de los temores de sus progenitores ante la crisis sanitaria del coronavirus.

La familia, del concejo de Cangas del Narcea, había sido advertida de que los menores debían estar escolarizados, tras constatarse que no habían acudido a clase durante todo el primer trimestre del curso. Pese a ello, la situación persistía y la Fiscalía ha decidido presentar una querella contra los padres. Este es un caso singular, pues sería una de las primeras querellas criminales que se dan a conocer en España por un delito de este tipo en el que el argumento para dejar de enviar a los hijos a clase son miedos relacionados con el covid.

Los menores llevan todo el curso sin ir al colegio y al instituto, respectivamente. Y la querella ha sido presentada después de que los progenitores hicieran caso omiso de los requerimientos realizados desde ambos centros escolares y por la propia Fiscalía, que tuvo conocimiento de los hechos el pasado 30 de noviembre.

Según los datos relacionados con el caso que se han hecho públicos, en una comparecencia celebrada el 14 de diciembre, el Fiscal requirió a los padres para que cumpliesen con la obligación de garantizar la escolaridad de sus hijos en un centro normalizado.

En ese momento también se les recordó que en España no está permitida legalmente la enseñanza domiciliaria. Del mismo modo, también se les informó de que el incumplimiento grave de esta obligación podría ser constitutivo de delito.

No obstante, finalizadas las vacaciones navideñas, los menores, que tienen 10 y 14 años, siguieron sin acudir a sus respectivos centros educativos.

De hecho, a fechas 18 y 19 de enero de 2021, respectivamente, ninguno de los hermanos se había incorporado a las aulas, según informaron a Fiscalía los centros escolares donde deberían acudir los menores.

Compartir el artículo

stats