DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Valdés proyecta un museo al aire libre dedicado a las paneras en Barcellina

El concejo prevé comprar la existente en la zona, donde instalará paneles y áreas de descanso

Estado actual de la panera de Barcellina. | A. M. Serrano

Estado actual de la panera de Barcellina. | A. M. Serrano

El gobierno municipal de Valdés convertirá la panera que se encuentra en Barcellina, cerca de la popularmente conocida como carretera del faro, en un pequeño museo del aire libre dedicado a este emblemático elemento de la etnografía asturiana.

El alcalde, Óscar Pérez, asegura que la compra de la construcción se formalizará este año gracias a una partida de 4.000 euros, prevista en el presupuesto municipal que se aprobó el pasado martes. “Pasará a ser un símbolo más de Valdés”, destaca el regidor, que añade que la intención es instalar paneles informativos que detallen la historia de estas construcciones y su importancia en la cultura asturiana y también expliquen cómo ha sido su evolución.

La panera se encuentra además en una de las zonas de entrada a Luarca, la que discurre por Barcellina y comunica con la carretera del faro que llega al paseo del Muelle. “Se convertirá en una área de esparcimiento”, incide Pérez.

De esta forma, además de contribuir a divulgar el conocimiento sobre la historia y la evolución de las paneras gracias a los paneles informativos, los visitantes podrán disponer de zonas de descanso en este entorno que, si se cumplen las previsiones, tendrá bancos y áreas para ello.

Este rincón se sumará a otros atractivos de la capital valdesana. Cerca está la casa donde pasó su infancia el Premio Nobel de Medicina Severo Ochoa y la ruta que lleva su nombre y permite a las personas interesadas conocer los lugares favoritos del prestigioso bioquímico.

Para la zona opuesta de Luarca, también hay planes: el gobierno está acondicionando una nueva senda, llamada “Punta Muyeres”. Las obras para completar el acceso están a punto de concluir, según la concejalía de Obras, que ya ha movilizado una pala para abrir parte del camino.

El recorrido, debidamente señalizado, enlazará el puente del Beso de Luarca, el paseo de la playa, Castiel, Taurán, el Museo Etnográfico de El Chano, el Parque de la Vida de La Mata, el Bosque-Jardín “Fonte Baxa”, el mirador de El Chano y el barrio medieval de La Pescadería, de nuevo en la capital de Valdés.

El objetivo del gobierno es sumar nuevos espacios públicos para el disfrute de los vecinos en un momento marcado por las restricciones de la crisis sanitaria del covid, ofreciendo además a los valdesanos más propuestas de recreo dentro del propio concejo.

Compartir el artículo

stats