Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los alcaldes del Alto Navia insisten en ver a Barbón “ahora que ya retomó la agenda”

Los regidores, que esperan cita desde hace meses para abordar con el Presidente el plan de la obra del corredor, confían en que al fin se concrete

Protesta de vecinos y alcaldes de los municipios afectados, para reclamar una reforma integral del corredor del Navia

Protesta de vecinos y alcaldes de los municipios afectados, para reclamar una reforma integral del corredor del Navia

Los alcaldes socialistas de los concejos del Alto Navia volverán a insistir en solicitar una reunión con el presidente del Principado, Adrián Barbón, para abordar el proyecto para el corredor del Navia (AS-12). “Parece que ha retomado su agenda”, señaló ayer un portavoz de los regidores, que reclaman desde hace meses un encuentro que no llega y el pasado lunes constataron que el jefe del Ejecutivo autonómico sí recibió a responsables del Ayuntamiento de San Tirso de Abres.

En concreto, Barbón recibió en Oviedo al alcalde de San Tirso de Abres, el también socialista Clemente Martínez, algo que generó sorpresa entre los de la cuenca del Navia, ya que los regidores de Boal, Illano, Pesoz y Grandas de Salime esperan por un encuentro en persona o incluso por vía telemática desde hace más de dos meses. No se les concedía hasta hace poco, según les explicaron, porque el presidente asturiano había cancelado su agenda por la crisis sanitaria del coronavirus.

El portavoz de los alcaldes del Alto Navia y regidor de Grandas, Eustaquio Revilla, aseguró ayer que no pierden la fe y que volverán a llamar a la Administración autonómica para que el presidente acceda a reunirse con los cuatro responsables municipales o con una representación de los gobiernos locales de los cuatros concejos. El asunto a tratar es cómo debe abordarse la carretera que comunica a todos ellos con la costa.

El debate sobre cómo debe desarrollarse esa obra está “cerrado”, según el consejero de Cohesión Territorial, Alejandro Calvo. Sin embargo, los regidores no dan por válido esta mensaje. Quieren hablar con Barbón y exponerle su posicionamiento: no están de acuerdo con que el proyecto se acometa por tramos, como ha planificado el Principado, sino que demandan una actuación más ambiciosa, integral, de una sola vez, y con modificaciones de trazado en algunos puntos para mejorar el ancho y reducir la peligrosidad.

Los concejos que tienen esta vía como principal salida a la costa no están dispuestos a esperar más y consideran “insuficiente” la apuesta del Principado, a pesar de que el Gobierno autonómico prometió acelerar los trámites de la obra por tramos y que el que discurre entre Boal e Illano empezaría este mismo año.

El desarrollo de estos cuatros concejos –con una población muy envejecida y problemas para atraer nuevos vecinos debido también a las malas comunicaciones–, “va de la mano de esta carretera”, sostienen los regidores, cansados de repetir un mantra que no tiene acogida en el Gobierno del Principado.

La mejora de esta vía de comunicación es una exigencia histórica en la comarca. El trazado tiene muchas curvas, en algunos tramos es muy estrecho, hay riesgo de argayos y el firme está cada año más deteriorado.

Los alcaldes están esperanzados en una solución más ajustada a sus deseos, puesto que en la pasada legislatura habían sido aceptados por parte del anterior Ejecutivo autonómico.

Compartir el artículo

stats