Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Tirso y Guiar despiden al cura más querido

Los feligreses de ambas parroquias homenajean a José Luis Rodríguez, que pasa a ocuparse a partir de ahora de la de Piantón

Por la izquierda, Inmaculada Folgueiras, Pepita Rey, José Luis Rodríguez, Ángel Prieto y José María García, durante la entrega de la talla al sacerdote. | Reproducción A. M. S.

Por la izquierda, Inmaculada Folgueiras, Pepita Rey, José Luis Rodríguez, Ángel Prieto y José María García, durante la entrega de la talla al sacerdote. | Reproducción A. M. S.

“Feliz y agradecido”. Así recibió el que fue párroco de Guiar (Vegadeo) y San Tirso de Abres, José Luis Rodríguez Fernández, el homenaje que le rindieron los fieles con motivo de su marcha a la cercana parroquia de Piantón, lugar que es también ahora su residencia.

“Nos veremos por Vegadeo de compras, así que en realidad no es una despedida”, aseguró el protagonista del reconocimiento, que evitó más declaraciones porque, señala, le gusta la discreción. El sacerdote logró en todo caso muchas y sólidas amistades en las parroquias que atendió durante dos largas décadas en Vegadeo, San Tirso de Abres y Taramundi. Lo cuentan los vecinos, los mismos que le regalaron una talla de la Santina en madera de tejo como agradecimiento a su entrega.

“Es una persona muy discreta; llegó como el 'orbayo', muy tranquilo; poco a poco, con su calma y su interés por los demás y también trabajando mucho, fue ganándose a la gente”, dice el presidente de la asociación cultural San Tirso del Eo, Ángel Prieto, para quien José Luis Rodríguez es una persona con muchos méritos, que supo como pocos vecinos hacer de consejero de los que lo necesitan.

Los que le conocen saben de la capacidad del párroco para “escuchar y ayudar a los demás”, de su motivación para hacer cada misa especial, ya fuera por las comuniones, por las pocas bodas o escasos bautizos, pero siempre hacía algo “único”. “Siempre fue cercano y por eso le estamos agradecidos; creemos que se lleva poco después de todo lo que hizo”, señala Prieto.

En el homenaje también participó la asociación de mayores San Salvador, de San Tirso de Abres. La presidenta en funciones, Pepita Rey, asegura que José Luis Rodríguez es una persona “muy querida en el concejo”. “Siempre ayudaba sin hacer preguntas”, destaca mientras indica que el cura era además muy sociable y estaba también muy comprometido con la actividad social y cultural comarcal.

Guiar, en Vegadeo, es otra parroquia que le echará de menos tras dos décadas de dedicación.

La talla de la Santina que ya luce en la casa rectoral de Piantón, donde ahora vive José Luis Rodríguez, está firmada por el artesano local José María García y recuerda además a la figura que financiaron los vecinos de San Tirso de Abres en 2007 con motivo de la celebración del Día de Asturias. “Es un recuerdo especial porque sabemos que esa le gustaba mucho”, aclara Prieto.

“La pena es que no podemos hacer una comilona para despedirlo de la parroquia como se debe”, dice Pepita Rey. A causa de la crisis del coronarias en la entrega de la placa no hubo público. Participaron los presidentes de las asociaciones santirseñas, Ángel Prieto y Pepita Rey, la tesorera de la asociación San Tirso del Eo, Inmaculada Folgueiras, y el artesano, José María García.

El protagonista también recibió un libro con testimonios de los vecinos y los mejores deseos para su nueva etapa en la parroquia de Piantón. A partir de ahora se encargará Víctor Cedrón de las parroquias que deja el homenajeado. A Cedrón los fieles han dado su más sincera bienvenida.

Compartir el artículo

stats