Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Guardia Civil investiga en Vegadeo un fraude en las ayudas por daños del lobo

lLos agentes intervinieron una oficina de Medio Rural del Principado | Las pesquisas afectan a ganaderos de varios concejos de Oscos-Eo

Cara a cara: ¿Qué argumentan partidarios y detractores del lobo?

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) mantiene abierta en la comarca Oscos-Eo una investigación, sin precedentes en España, en torno al supuesto cobro irregular de ayudas por los daños ocasionados por el lobo en la cabaña ganadera. El procedimiento afecta a varios ganaderos de la zona, que se enfrentan a un doble delito de fraude fiscal y contra la fauna, ya que podrían haber matado varios ejemplares de lobo. Otra fuente apuntó también otro posible delito de maltrato animal por parte de alguno de los investigados. La documentación está en manos del Juzgado de Castropol, que ha decretado el secreto de sumario.

El Seprona de Vegadeo, que lidera la causa, intervino la semana pasada, dentro de la segunda fase de una operación en curso desde hace meses, la oficina comarcal de Medio Rural, ubicada en la capital veigueña. Según ha podido saber este periódico, los agentes se presentaron en el local con una orden judicial para requisar toda la documentación relativa a los daños denunciados por los ataques del cánido. Previamente, los ganaderos investigados pasaron a declarar por el cuartel de Vegadeo.

“Hay una muy gorda montada”, señalaron fuentes cercanas al caso, que rehúyen aportar más información. Otras fuentes aseguraron que la denuncia inicial partió de la compañía de seguros, al sospechar que algunos ganaderos estaban realizando cobros fraudulentos, certificados supuestamente por empleados públicos.

Los responsables de la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial están al tanto de la operación, pero también evitaron entrar a valorar una investigación en curso y remiten a la Guardia Civil. Desde el departamento que capitanea Alejandro Calvo admitieron que sí se ha prestado colaboración, respondiendo a los requerimientos de información solicitados por los investigadores.

La primera fase de la operación se abrió ya el año pasado. Este periódico ha contactado también con alguno de los ganaderos afectados por la trama, que muestran su indignación por esta causa abierta. “Por un lado, los animales no pueden estar atados, deben estar al aire libre y en el monte, y, por otro, pretenden multarnos por los daños de los lobos. Es algo surrealista”, precisó ayer uno de ellos. Y añadió: “Esto lo único que va a conseguir es acabar con la ganadería extensiva y que quede solo lo criado en las granjas”. De momento, cada investigado lleva la defensa por su cuenta. Tras la declaración en el Juzgado están pendientes del siguiente paso.

En el complejo expediente en marcha también figura la investigación en torno al hallazgo de varios ejemplares de lobo muertos en la zona en los últimos meses.

La investigación coincide con el intenso debate suscitado por la decisión del Ministerio para la Transición Ecológica de otorgar protección especial al lobo en toda España, y no solo al sur del río Duero como hasta ahora. La resolución ha cosechado el frontal rechazo de ganaderos, cazadores y varios gobiernos autonómicos.

Los datos


  • Investigación. A raíz de una denuncia, en 2020 se puso en marcha una investigación para determinar si existe fraude en el cobro de daños por ataques del lobo denunciados en la zona de Oscos-Eo. El operativo corre a cargo de agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona).
  • Delito. Los ganaderos involucrados se enfrentan a penas por fraude fiscal, contra la fauna y de maltrato animal. Los afectados han declarado en el cuartel veigueño.

Compartir el artículo

stats