Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gondán hará otros dos buques para apoyo a eólicos marinos en el norte de Europa

El nuevo contrato, con la compañía noruega Edda Wind, se suma al de dos barcos similares que ya construye el astillero y garantiza la carga de trabajo hasta 2024

Infografía que reproduce la tipología de los dos nuevos buques que se van a construir en Figueras. Salt Ship Design

El astillero castropolense Gondán acaba de firmar con la compañía noruega Edda Wind la construcción de dos nuevos buques al servicio de parques eólicos marinos ubicados en el norte de Europa, lo que le permite afianzar la buena situación de la compañía y prolongar la carga de trabajo hasta mediados de 2024.

“Estamos muy contentos”, señala el presidente de la firma, Álvaro Platero, satisfecho por sortear el impacto económico de la pandemia gracias a los barcos que ya tienen en cartera para este 2021. Platero indica que estos contratos permitirán mantener e incluso elevar ligeramente en algunos momentos la plantilla de su división de metal, que últimamente fluctúa entre los 350 y los 380 empleos.

Gondán ya está construyendo en Figueras otros dos buques al servicio de eólicos marinos, que serán muy parecidos a los que se proyectan ahora. Desde el astillero subrayan que el nuevo pedido les permite “reforzar” su posición “como uno de los astilleros líderes en el sector de las energías renovables en Europa”. Estos dos nuevos barcos, de casi noventa metros de largo y capacidad para llevar a unas ciento veinte personas a bordo, son el número quinto y sexto que Gondán construye desde 2015 al servicio de la industria de la energía renovable marina.

La compañía Edda Wind está formada por los grupos noruegos Wilhelmsen y Østensjø Rederi, viejo conocido de Gondán, pues en los últimos veinte años, y sumando estos dos, han construido para él un total de diecisiete embarcaciones. Los dos buques anunciados ayer formarán parte de la nueva flota de Edda Wind, que tendrá ocho buques “de última generación, los barcos más ecológicos y eficientes del mundo de su tipo”.

En este sentido, Platero destaca que los dos nuevos buques contratados “son barcos muy modernos” que “pueden ir propulsados por hidrógeno, van preparados para instalarles en el futuro pilas de combustible de hidrógeno y llevan unos sistemas muy modernos de propulsión”.

Los dos barcos de apoyo a parques eólicos que están ya en construcción en Figueras fueron encargados el año pasado por Østensjø Rederi dentro de un megacontrato de cuatro buques que Gondán asumió con la firma vasca Balenciaga como aliada. Los vascos se ocupan de los otros dos barcos, que deben entregarse, al igual que los asturianos, en 2022.

Estos dos barcos en marcha tienen diferentes ritmos, uno de ellos está ya en grada y el otro empezando a cortarse. Junto a ellos, se está construyendo además un quinto buque, también para Noruega: un arrastrero que está ya en el agua, pues se entregará el mes que viene. Estos pedidos se suman a los que acomete la división de fibra de Gondán, ubicada en el muelle Sur de Castropol, donde están a punto de empezar el pedido de diez ferries eléctricos para Portugal.

Este ritmo frenético de actividad permite a Gondán contar con una “sólida posición financiera” con la que va a abordar “en un futuro cercano” diferentes obras de mejora en sus instalaciones de Castropol.

Señalan desde la firma naval que estas obras “redundarán en una mejora de la productivad y aumento de la generación de empleo y revitalización de la actividad económica de la comarca”.

Entre las mejoras previstas está la obra anunciada para construir una rampa de botadura en el muelle Sur y también acaban de construir su octava nave en el polígono de Barres.

Compartir el artículo

stats