DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santalla y los dueños del mazo de Mazonovo ya negocian un nuevo contrato

“Están por la labor de un acuerdo”, dice el Alcalde sobre la situación del espacio, que reabrió ayer

Paz Prieto, mostrando el mazo el verano pasado. | T. Cascudo

Paz Prieto, mostrando el mazo el verano pasado. | T. Cascudo

Pequeño avance de cara a regularizar la situación del mazo de Mazonovo, uno de los atractivos turísticos más importantes de Santa Eulalia de Oscos y que lleva un año en una situación precaria por el vencimiento del convenio de cesión firmado entre los propietarios y el Ayuntamiento. Tras meses de parálisis, las dos partes han retomado las negociaciones para satisfacción de los ferreiros que gestionan el espacio y que se vieron obligados a suscribir por su cuenta un seguro de responsabilidad civil para poder abrir al público el pasado verano. Es la misma fórmula usada para la temporada de visitas de este año, abierta desde ayer.

“El abogado de los propietarios contactó con el nuestro y están por la labor de llegar a un acuerdo para ponerlo todo en funcionamiento. Nosotros queremos analizar las condiciones para hacerlo bien”, explicó ayer el alcalde de Santa Eulalia, Víctor Lorido. Añade además que uno de los principales escollos que veía el Ayuntamiento para firmar un nuevo acuerdo con la propiedad era precisamente la falta de documentación acreditativa de que eran los dueños. Sin embargo, tras encargar una investigación al respecto, parece “que queda acreditada la propiedad, aunque quedan algunas dudas en cuanto al uso”. En cualquier caso, se entiende que por ambas partes hay intención de cerrar un acuerdo.

Esta intención es aplaudida por la entidad Ferreiros de Mazonovo, que gestiona este mazo del siglo XVIII que compagina su vocación de taller de forja con el uso museístico abierto al visitante. El responsable del equipo es el ferreiro austriaco Friedrich Bramsteidl, que se muestra satisfecho de los avances, aunque desearía una solución más rápida: “Es importante que se haya calmado la tensión entre el Ayuntamiento y los propietarios, supone un pequeño avance, pero sigue siendo una situación complicada, que va lentamente”.

Visitas

El mazo cerró al público en noviembre y ayer reabrió con idea de recibir visitante asturiano esta Semana Santa. “Está llamando gente. Estamos contentos de empezar la temporada”, dice Bramsteidl.

Hoy, domingo, abrirán de 11:30 a 14:00 horas. Los días 1, 2, 3 y 4 de abril lo harán de 11:30 a 14:00 horas y de 16:30 a 19:00 horas, a excepción del domingo que solo será por la mañana. Tras la Semana Santa, abrirán los fines de semana. La entrada cuesta cuatro euros para mayores de 16 años. Hasta esa edad, desde los 10 años, el precio es de dos euros.

Compartir el artículo

stats