Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El queso vuela de los mostradores en la feria de Salas

“La afluencia ha sido muy buena”, celebran en el Ayuntamiento | Los productores, contentos por las ventas, que temían peores

Ambiente en la feria quesera de Salas. O. Pena

El queso afuega’l pitu fue el protagonista ayer en el XXX Certamen de Quesos Artesanos Asturianos de Salas. Se le rindió homenaje en el acto central del festival, al que acudieron varios productores de la Denominación de Origen. Fue la primera vez que se hizo algo similar, según explicó Ana Pérez, concejala de Cultura del ayuntamiento de Salas.

Anabel Santiago, en concierto. | Olaya Pena Olaya PENA

“Queremos empezar a rendir un homenaje cada año a una variedad de queso diferente, y nos pareció apropiado empezar por el afuega’l pitu por ser la variedad local y el que más se produce en el concejo”, explicó.

En total fueron 61 los puestos emplazados en el entorno de la Colegiata de la capital salense, que ofrecieron, además de quesos, otros productos artesanos como embutidos, miel, aceite, licores o prendas textiles.

En torno a la una de la tarde, la plaza ya empezó a acoger gran afluencia de público –manteniendo las medidas de seguridad por la pandemia–, mientras la banda de Gaitas Villa de Salas amenizaba la jornada. “La afluencia ha sido muy buena, especialmente durante la mañana, a pesar de la pandemia y de que tenemos una de las carreteras de acceso a Salas cortada por un argayo. Es un balance muy positivo”, señaló Pérez.

Entre los queseros, la mayoría coincide en la buena acogida por parte de los visitantes, y en las ganas de empezar a moverse por las ferias. Francisco José García, de la quesería local El Viso, apuntó: “Hubo muy buena venta, aunque no tanta como otros años”. Por su parte, Cristina Cubillas, de la quesería El viejo mundo, de Caso, se mostró satisfecha con la jornada, aunque lamentó que este año hubiera “menos puestos de queserías asturianas que en anteriores ediciones”.

El alcalde, Sergio Hidalgo, entrega una placa a la quesera de afuega’l pitu salense Mar Quesada, junto a la concejala Ana Pérez. Olaya PENA

Además de las queserías de la región, de diferentes concejos como Caso, las Peñamelleras, Llanes o Parres, también se sumaron varios artesanos de comunidades limítrofes, como es el caso de Iván Pérez, de la quesería Siete Villas, de Cantabria. “Las perspectivas eran malas, por la pandemia, la amenaza de lluvia... Pero al final no estuvo tan mal”, dijo. Con más pesimismo valoró el certamen la zamorana Teresa Alaejos, de quesería La Antigua: “Se ha notado mucho el efecto de la crisis sanitaria, no hay color con otros años”.

La jornada se cerró con el concierto de la cantante asturiana Anabel Santiago, que ofreció un recital de canción tradicional, ante un aforo completo bajo la carpa de la plaza de la Colegiata.

Compartir el artículo

stats