Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El comercio veigueño usa la cabeza

La “Ruta del sombrero”, iniciativa de los negocios de Vegadeo, muestra tocados de material reciclado en los escaparates

Ángeles Sanjulián, mostrando el sombrero de su escaparate. | T. Cascudo

Ángeles Sanjulián, mostrando el sombrero de su escaparate. | T. Cascudo

La capital veigueña ofrece hasta el 3 de mayo la posibilidad de realizar la “Ruta del sombrero”, una original iniciativa que aúna varios objetivos como fomentar el reciclaje y la actividad física y defender el comercio local como parte importante del futuro de un pueblo. La propuesta, todo un éxito, plantea recorrer la localidad para descubrir los treinta y tres sombreros que se esconden en los escaparates.

Todo surgió en marzo, cuando el Centro de Formación para el Consumo de Vegadeo decidió poner en marcha un concurso titulado “Reutiliza y crea tu sombrero”, en colaboración con la asociación local de comerciantes (Ascove). El concurso recibió un total de veinticinco trabajos. “La mayoría de una calidad muy buena, lo que permite dar color a los escaparates y vida al pueblo”, explica la responsable del Centro de Formación para el Consumo, Montse Quintana. Son suyos los trabajos fuera de concurso que permiten elevar hasta la treintena los productos expuestos.

“La ruta nos permite trabajar muchas cosas, desde darnos cuenta de lo agradable que es pasear por un entorno donde hay tiendas y escaparates a la conciencia sobre la importancia de conocer y cuidar el entorno”, añade Quintana. Además de la descripción de cada sombrero y los materiales con los que se realizó, cada uno de ellos esconde una letra y, si se hace la ruta completa y en orden, se podrá conformar una frase secreta oculta y pensada por un grupo de niños.

“La ruta es un éxito para todos, la gente pregunta y los negocios están encantados”, dice Quintana, dispuesta a preparar una segunda edición el año que viene.

Rocío Enríquez, dependienta de Tiendas Verdes, confirma el éxito: “La verdad es que se para mucha gente a verlos. Es una idea preciosa”. Está de acuerdo Ángeles Sanjulián, de la tienda de moda La Fresina: “Todo lo que te haga atraer a la gente hasta el escaparate es buena cosa, un aliciente más”.

Compartir el artículo

stats