El presidente de la Junta General del Principado, Marcelino Marcos Líndez, reanudó ayer, una vez que las circunstancias sanitarias lo permiten, las visitas institucionales a los municipios. En esta ocasión el lugar elegido fue Belmonte de Miranda, donde se reunió con los miembros de la Corporación, visitó el mercadillo local de los lunes y, posteriormente, visitó el Museo de Las Ayalgas de Silviella.

“Recuperamos aquella idea de hacer posible que a lo largo de la legislatura la Junta esté presente en todos los municipios asturianos con estas visitas. La finalidad es trasladar la labor que se desarrolla en el Parlamento y, a la vez, recoger todas aquellas inquietudes que tienen las Corporaciones, los movimientos sociales y los vecinos de cada territorio, que desean hacer llegar también sus problemas”, indicó Marcos.

El presidente del Parlamento asturiano puso también en valor la colección que alberga el Museo de Las Ayalgas. “Realmente es una auténtica maravilla el trabajo que ha desarrollado su promotor y toda su familia a lo largo de muchos años y que ha sido el germen de este equipamiento con contenidos que no solo hacen referencia a la historia de Asturias sino también de España”.

“Cuenta con maquinaria y artefactos que, en algunos casos, I tienen más de 500 años de antiguedad”, subrayó el presidente de la Junta, que puso también de relieve que niciativas como esta contribuyen a la dinamización de la economía de los territorios.

“Este museo es y va a ser un revulsivo para Belmonte y por supuesto para Asturias, porque cuenta con unas características muy singulares, con unas piezas de gran valor y creo que no habrá muchos lugares que reúnan una colección como esta”, añadió.