Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Afronta cuatro años por causar un choque con tres jóvenes muertos en Cangas del Narcea

El conductor, que tenía 18 años cuando ocurrió el siniestro, está acusado de ir a excesiva velocidad, invadir el carril contrario y chocar con una furgoneta

Los equipos de rescate con el turismo en el que viajaban los cinco jóvenes

Los equipos de rescate con el turismo en el que viajaban los cinco jóvenes DEMELSA ÁLVAREZ

En la tarde del 15 de julio de 2018, cinco jóvenes se dirigían a Cangas del Narcea para disfrutar de las fiestas del Carmen. A la altura de San Pedro de Corias, el vehículo impactó contra una furgoneta que circulaba hacia Cornellana. Dos de los jóvenes murieron al instante: Sergio Menéndez, tinetense de 21 años, y Tania Fernández, gijonesa de 21. Dos días después moría a consecuencia de las lesiones sufridas en este accidente Elsa Lorences, de 18 años. Los tres viajaban en la parte de atrás del uno de los vehículos implicados. El accidente causó una honda consternación en la región, dada la juventud de los fallecidos, pero también porque en la curva donde ocurrió el accidente ya se habían producido otros graves siniestros. Dos años y nueve meses después de aquella tragedia se sienta en el banquillo el joven que conducía el vehículo en el que viajaban las víctimas, para el que la Fiscalía solicita una condena de cuatro años de prisión, así como la pérdida de la vigencia del carné de conducir.

El ministerio fiscal considera que el siniestro se produjo porque el acusado, que entonces tenía 18 años, circulaba a una velocidad excesiva y sin prestar la atención debida a la conducción, lo que le hizo perder el control del vehículo y chocar contra la furgoneta. La vista oral será esta mañana en el Juzgado de lo penal número 1 de Oviedo.

El ministerio fiscal sostiene que, sobre las 19.45 horas del día 15 de julio de 2018, el acusado circulaba por la AS-15 hacia Cangas del Narcea conduciendo un Citroën Xsara que era propiedad de su familia. Al llegar al kilómetro 53,800, a la entrada de una curva a la derecha según el sentido de su marcha, el acusado invadió el carril contrario en el momento en que circulaba correctamente y en sentido contrario una furgoneta Renault Kangoo.

Brutal colisión

Pese a apartarse el conductor de la furgoneta, no pudo evitar ser acometido por el vehículo conducido por el acusado. Tras el golpe, el acusado salió despedido de nuevo hacia la carretera y rebotó contra la valla de protección de la margen derecha hasta quedar detenido en el medio de la carretera, con las consecuencias antes señaladas.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de tres delitos de homicidio por imprudencia grave y dos delitos de lesiones por imprudencia grave, y solicita que se condene al acusado a cuatro años de prisión y la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante seis años, lo que comporta la pérdida de vigencia del permiso.

En concepto de responsabilidad civil, el ministerio fiscal solicita que el acusado y, como responsable civil directa y solidaria, la compañía de seguros y, como responsable civil subsidiaria, la propietaria del vehículo abonen indemnizaciones por importe de 170.000 euros.

Compartir el artículo

stats