DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La prueba de acceso a la Universidad se volverá a hacer el próximo curso en Tapia

Prueba extraordinaria de la EBAU.

Prueba extraordinaria de la EBAU.

“Hemos tenido que descartar Tapia por una cuestión logística, que lamentamos enormemente, pero será solo este año. El curso que viene, volveremos a la normalidad”, prometió ayer en Luarca el rector de la Universidad de Oviedo. Ignacio Villaverde quiso zanjar así la polémica surgida por la decisión de trasladar la sede noroccidental de la prueba de acceso a la Universidad (EBAU) desde Tapia, su ubicación desde 1986, a la capital valdesana.

Villaverde pidió a los estudiantes de los institutos Marqués de Casariego, de Tapia, y Elisa y Luis Villamil, de Vegadeo, que desconvoquen la concentración prevista para el sábado 22 para exigir el regreso de la EBAU. En la prueba noroccidental se citan los alumnos de los institutos de Luarca, Navia, Tapia y Vegadeo. Los dos últimos, que engloban nueve concejos, serían los más afectados por el traslado, al verse obligados a recorrer mayor distancia. Estudiantes y regidores consideran que la sede tapiega es más justa por su equidistancia para todo el territorio.

Villaverde dijo ayer comprender el enfado de los regidores y les pidió tranquilidad, pues se trata de un cambio puntual. Explicó que el curso pasado la Universidad disponía de 400.000 euros para las pruebas de acceso a la Universidad y que este año no, por lo que han tenido que abaratar el proceso, contexto en el que se explica el regreso a sedes universitarias en otros puntos de la región. En este sentido, precisó que la sede de Tapia fue una de la costosas. Cabe recordar que el año pasado la prueba se hizo en el polideportivo de la villa, que por la sensibilidad del suelo hubo que cubrir de moqueta. Villaverde también desveló que se ofreció la prueba a Navia, pero no tenía disponible el espacio que cumplía para realizar los exámenes en pandemia.

Compartir el artículo

stats