DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Atalaya de Vega, a vueltas con las señales

El gobierno cambia de criterio en pocos días por la presión de los vecinos, que mostraron sus dudas por las restricciones a turismos

Francisco García, ayer, observando la señal que finalmente fue cubierta. | A. M. Serrano

Francisco García, ayer, observando la señal que finalmente fue cubierta. | A. M. Serrano

Los interesados en conocer o visitar el campo de La Atalaya, en Puerto de Vega, ya lo pueden hacer a motor. El gobierno de Navia cambió de criterio en menos de un mes y ayer retiró la señal que, desde finales de abril, prohibía la circulación de vehículos de personas no residentes.

La concejala de Bienestar Social, Margarita Pulido, de IU, y a quien sus socios de gobierno, del PSOE, atribuyen la propuesta, no quiso hacer declaraciones a este diario. Lo cierto es que ayer por la tarde operarios del Ayuntamiento instalaron sobre la señal que solo permitía el paso de residentes una nueva indicación con la prohibición de circular a más de 20 kilómetros por hora.

La edil defendió públicamente la propuesta de cierre porque de este modo se ganaba un lugar de esparcimiento en la localidad. Los residentes consultados ayer por este diario se mostraron poco partidarios de la restricción. Olimpia Díaz declaró que “el verdadero problema es la velocidad”. En todo el conjunto solo hay un carril de acceso y los vehículos “suelen pasar muy rápido”, subrayó la vecina. “Hay que tener en cuenta que aquí viven niños y que salen de casa corriendo”, destacó. El también residente en el barrio José Rodríguez opinó lo mismo e incluso lanzó una idea al Ayuntamiento: “Es más interesante instalar badenes para que los turismos tuvieran que aminorar la velocidad”. Mismo criterio manifestó Almudena Alonso. “El problema es que pasan muy rápido y la gente no tiene paciencia; si hay un coche esperando en la fachada de una de las casas pasan por encima de las aceras”, señaló. También añadió otra queja: el aparcamiento. “En verano, están por todos lados sin respetar las zonas verdes”, señaló.

Los vecinos de otras zonas de Puerto de Vega que suelen pasear por este mirador se mostraron en contra de la prohibición. Francisco García fue uno de ellos. “Me parece absurdo; creo que lo que tenían que hacer es ampliar las aceras, no prohibir el paso”, dijo. Además, recordó que hay mucha gente mayor con limitaciones físicas que solo accede a la capilla o al paseo para disfrutar de las vistas en coche. “No es mi caso, pero me pongo en el lugar de estas personas”, destacó.

La dirección Cofradía de Pescadores Nuestra Señora de La Atalaya también pidió explicaciones por la medida. El patrón mayor, quien también es concejal del PP en Navia, Adolfo García, indicó que “el pueblo está muy enfadado y pidió a la cofradía reaccionar”. El campo fue de esta entidad pesquera de derecho público, pero se vendió al Ayuntamiento “con la condición de que el pueblo pudiera disfrutar de todo el conjunto”.

La portavoz del PP de Navia, Ana Isabel Fernández, también lamentó la nueva señalización, que finalmente fue cambiada por el gobierno. “Limitará el acceso a un espacio con el que el pueblo se siente muy vinculado”, subrayó. El PP lamentó la que los políticos “creen problemas en vez de solucionarlos”.

El campo de la Atalaya de Puerto de Vega cuenta con una pista para juegos infantiles y deportivos y es el escenario de la capilla. En los laterales, hay doce casas a cada lado.

Compartir el artículo

stats